El nuevo juguete de Fernando Alonso para las 500 Millas de Indianápolis

El bicampeón del mundo de F-1 volverá a correr con el número 66

Fernando Alonso ya puede presumir de cómo será el coche con el que competirán las próximas 500 Millas de Indianápolis. La carrera, que se disputará el 23 de agosto, será la tercera ocasión en la que el piloto asturiano participe en el evento. La gran novedad es que el bólido ya no vestirá con el color naranja papaya con el que compitió en 2017 y 2018. La base del coche será blanca y contará con recursos gris oscuro y detalles en verde. ¿El motivo del cambio? El acuerdo de McLaren con Schmidt Peterson, un equipo que ha competido toda la vida en IndyCar.

El asturiano volverá a competir con el número 66 y se ha mostrado entusiasmado con la imagen del nuevo coche. Su reacción ha sido tajante: “¡Me encanta!”. “Estoy muy contento por ver el coche finalmente con el que competiré en la Indy 500. Siento la pasión de los fans de Indianápolis que hacen que esta carrera sea tan increíble. Tengo mucho respecto por esta prueba histórica y por todos los que compiten en ella”, ha asegurado.

El arranque de la carrera está fijado para el domingo 23 de agosto a las 18:45. La pandemia que está sacudiendo de forma dramática a Estados Unidos de momento no ha frenado la celebración de un evento clásico en el automovilismo internacional.