Vuelta a Burgos. La cuarta grande

Burgos acoge una participación de lujo Valverde, Enric Mas y Landa compiten con Simon Yates y Evenepoel entre otros

El tridente del Movistar se reúne en Burgos antes de «desintegrarse» para que cada uno prepare su calendario de la manera más apropiada. A Alejandro Valverde, tercero en la primera llegada, lo acompañan Enric Mas y Marc Soler en la primera carrera de esta segunda parte de la temporada.

Después, Enric y Alejandro se dedicarán a preparar su participación en el Tour y en la Vuelta. El equipo se desdobla y Marc Soler se ocupará de preparar su estreno como jefe de filas en el Giro. Ninguno quería perderse esta primera toma de contacto, el ensayo para todo lo que vendrá después hasta el final de temporada.

Son muchos los meses que los ciclistas han estado parados y los grandes corredores no han desaprovechado la oportunidad de reaparecer cuanto antes. Aunque el Ineos no ha presentado a la armada con la que competirá en el Tour. Froome, Thomas y Bernal, los tres últimos ganadores de la carrera francesa, esperan su turno, pero el equipo británico se presenta con Richard Carapaz, el último ganador del Giro, y con Iván Sosa, el ganador de las dos últimas ediciones de la Vuelta a Burgos, en las que además se llevó tres etapas.

«Hay un gran nivel en la Vuelta a Burgos. Siempre me ha gustado esta carrera y es bueno empezar aquí», reconoce el español del Emirates David de la Cruz. Al catalán lo acompaña el italiano Fabio Aru, ganador de la Vuelta a España en 2015 y que busca recuperar su mejor estado de forma.

Mikel Landa, que se presentó al público cuando todavía corría en Euskaltel en una Vuelta a Burgos, lidera al Bahrain. Tiene el Tour como gran objetivo, más después de que su equipo ratificara su confianza en él al descartar el fichaje de Froome. Simon Yates y Chaves lideran al Mitcheltton y el joven Evenepoel, que ya se dejó ver en la primera etapa, ensaya para el Giro con el DeCeuninck. Aunque al final ganó Grossschartner.