Póker de títulos y nº1 más consolidado que nunca: Galán y Lebrón conquistan una nueva plaza

Pocos calificativos quedan para lo que están haciendo esta temporada Ale Galán y Juan Lebrón. Cuando se juntaron, muchos dudaban que el carácter de Lebrón casase con el madrileño, que sus estilos (los dos jugadores de revés) pudiesen encontrar la tecla adecuada pero todo eso ha quedado atrás. Ambos han demostrado madurez, crecimiento y, sobre todo, compromiso conjunto y eso les ha llevado a su mejor temporada de siempre, a un año en el que ya suman cuatro títulos tras el conseguido en Valencia.

El choque de la final en la capital del Turia les enfrentaba, al igual que no hace mucho, a Juan Tello y Fede Chingotto, una pareja cuyo crecimiento es indiscutible, que lleva dos domingos seguidos disputando el título y que aunque están cerca, no llegan a tocarlo, pero el que la sigue...

El choque arrancó con el quiebre del servicio de Ale Galán y al siguiente, la moneda quedó devuelta, pues Tello recibía igual castigo. A partir de ahí, dominio de los españoles, que colocaron rápidamente el 4-1 en el marcador y encauzaron el primer set. Ritmo vertiginoso en cada uno de sus golpeos, causando estragos en el control que siempre mantiene el ’‘ratón’' Chingotto y en la defensa imperial del ’‘gato'' Tello (6-3).

En el segundo, fueron los argentinos los que, como el mejor de los escaladores bailando sobre la bicicleta en las jornadas de alta montaña, dieron con la tecla antes. Tanto lo habían intentado que por fin sus tiros entraban con mordiente. Tello crecía en las acciones aéreas y tras salvar su segundo saque con punto de oro, logran romper el de Lebrón y Galán (3-1). De ahí se pasó a unos minutos en los que la derecha de Fede Chingotto empezó a dominar más que nunca y llevó su distancia un poco más allá, sin errores y con total comodidad.

Pero el punto de oro sería ahora favorable a los de Mariano Amat, que recortaban primero uno de los breaks y luego el segundo para poner las tablas (5-5) en el marcador. Igualdad total ya hasta el final decidiendo todo su esfuerzo en el tie break. De nuevo Tello y Chingotto por delante (4-1) pero en dos flashes, dos acciones relámpago, volvían a acecharles los números 1 (4-3), que incluso lograron adelantarles (5-6).

Chingotto lograba salvar el primer match point con un fantástico revés pegado a la red pero en el siguiente, con saque del jugador andaluz, una bola desde la defensa de Chingotto intentando buscar abrir el ángulo diestro de Galán se fue a la verja y con ella sus opciones de un tercer set (6-3 y 7-6).

Póker de victorias, 16 partidos seguidos venciendo, carácter total de ganadores y hambre infinita, pues quieren más y en Italia lo intentarán de nuevo. Serán diferentes condiciones, pero su juego seguirá tan enorme como hasta ahora.