Escándalo sexual en Inglaterra: se saltan la cuarentena y llevan dos mujeres a la habitación

Phil Foden y Mason Greenwood han sido expulsados de la concentración de la selección

Los jugadores Phil Foden, del Manchester City, y Mason Greenwood, del Manchester United, han sido expulsados de la concentración de la selección inglesa. La medida llega después de conocerse que durante su estancia en Islandia para jugar un partido de la Liga de Naciones se saltaron la cuarentena para evitar contagios por el covid-19.

Foden, de 20 años, y Greenwood, de 18, llevaron al hotel de concentración a dos mujeres, que posteriormente la prensa inglesa identificó como Nadia Sif Lindal Gunnarsdottir, de 20 años y candidata a Miss Universo por Islandia, y su prima Lara Clausen, de 19 años.

El seleccionador inglés, Gareth Southgate, los expulsó de la concentración, por lo que viajaron de regreso a Inglaterra en lugar de hacerlo a Dinamarca para disputar el segundo encuentro de la Liga de Naciones.

La prensa inglesa hizo públicos varios pasajes de la conversación entre las mujeres y los futbolistas. “Podemos ir al hotel, pero no sé cómo nos vais a colar”, les dijo Nadia Sif Lindal Gunnarsdottir. En un momento de la conversación, Foden le preguntó: “¿A qué crees que vais a venir al hotel?”. Greenwood también intervino ahí: “¿Qué opinas?”.

La modelo Nadia Sif Lindal Gunnarsdottir declaró después de hacerse público todo lo sucedido: “Lo siento mucho por ellos, nunca quise ponerlos en esa situación, pero no sabíamos que estaban en cuarentena, de lo contrario no habríamos ido”.

Foden publicó un comunicado en sus redes sociales disculpándose por lo sucedido: “Pido disculpas a Gareth Southgate, a mis compañeros de selección, al personal, a la afición y también a mi club y a mi familia. Soy un jugador joven con mucho que aprender, pero soy consciente de la enorme responsabilidad que tengo al representar al Manchester City e Inglaterra a este nivel. En esta ocasión tomé una mala decisión y mi comportamiento no cumplió con los estándares que se esperaban de mí. Violé los protocolos covid-19 implementados para protegerme a mí y a mis compañeros. Como consecuencia, ahora perderé la oportunidad de viajar a Dinamarca con la plantilla, y eso duele. Aprenderé una valiosa lección de este error de juicio y deseo a Gareh y al equipo buena suerte esta semana”.