Por qué Villarreal y Sevilla pueden dar el salto

El último entrenador que se coló entre los tres grandes fue Unai Emery, el nuevo técnico del Villarreal

Desde el año 2013 resulta muy sencillo acertar el podio de la Liga. Los tres primeros puestos siempre se los reparten el Real Madrid, el Barcelona y el Atlético. Sólo cambia el orden desde la llegada de Diego Simeone al banquillo rojiblanco. El último entrenador que se atrevió a desafiar esa jerarquía fue Unai Emery cuando entrenaba al Valencia. Fue tercero tres temporadas seguidas. Y a él ha recurrido el Villarreal para dar el paso adelante necesario para regresar de una vez a la Liga de Campeones.

Pero el entrenador no es suficiente. Fernando Roig, el presidente del club, fue el más rápido en pujar en la liquidación por derribo que está haciendo el Valencia. Se llevó a Parejo y a Coquelin, la pareja de mediocentros ideal para suplir las bajas del retirado Bruno y de Santi Cazorla, que se ha ido a buscar un campeonato menos exigente en Qatar.

A los dos veteranos centrocampistas ha añadido el talento de Kubo, el japonés cedido por el Real Madrid. El joven, de sólo 19 años y ya con un año de experiencia en Primera con el Mallorca, equilibra la veteranía de los dos centrocampistas. Con ellos espera el Villarreal que llegue el crecimiento esperado que le permita ser un equipo habitual en Europa.

Ese terreno ya lo tiene conquistado el Sevilla. El club ha encontrado la estabilidad deportiva con Monchi de vuelta como director de todo y con su apuesta para el banquillo, Julen Lopetegui. El ex seleccionador consiguió en su primera temporada llegar a la Liga de Campeones por dos vías, con el cuarto puesto en la Liga y con el título en la Liga Europa.

Lopetegui ha superado los recelos iniciales y le ha dado al club su trofeo más querido, la Liga Europa. Julen ya ha entrado en la historia del club, en la que ya estaba Unai Emery. Pero quiere dar el salto de estabililzarlo en la Champions y ¿por qué no? intentar el asalto a la Liga.

El Sevilla es uno de los pocos equipos en la historia que han sido campeones nacionales. Pero su único título lo consiguió en 1946, hará 75 años cuando concluya este campeonato. En los últimos años, a pesar del crecimiento del club y de su constancia ganadora en Europa, sólo ha competido de verdad por el título en 2007, contra el Real Madrid de Capello. La Liga se le escapó en el Bernabéu en un partidazo de Guti, pero en un año marcado por la pandemia y la escasa actividad de los grandes en el mercado de fichajes, Lopetegui y el Sevilla buscan su oportunidad.

Para ello ha contratado definitivamente a alguno de los futbolistas que tuvo cedidos la temporada pasada, como Suso y Bono, el héroe de la Liga Europa en la semifinal contra el Manchester United. Además, se les ha sumado la llegada de Óscar, el ex jugador del Leganés que acaba de debutar con la selección de Luis Enrique, y sobre todo, Ivan Rakitic. El croata es un símbolo del sevillismo, el capitán de la última Liga Europa ganada antes de la de este año. Rakitic la celebró en la piscina como si fuera suya también.

El croata se ha esforzado por que el Sevilla fuera su destino y Monchi ha hecho el resto. Ha fichado por 1,5 millones a un jugador por el que hace un año pedían 40.