Nairo Quintana se defiende: “No encontraron sustancias dopantes”

El colombiano dice que la policía se incautó de “suplementos vitamínicos legales, aunque quizá no familiares para las autoridades francesas”

El colombiano Nairo Quintana, del equipo Arkea-Samsic, dijo este martes que “nunca se encontraron sustancias dopantes” cuando la gendarmería francesa hizo un registro a la habitación en la que se hospedó durante una etapa del Tour y que durante el procedimiento le incautaron “suplementos vitamínicos perfectamente legales”. Los nombres de Quintana y su hermano Dayer aparecen en una investigación preliminar de la Fiscalía de Marsella por sospechas de dopaje.

El ciclista explicó en un comunicado que la gendarmería francesa realizó un operativo en el hotel en el que estaban él y su equipo el miércoles 16 de septiembre en Méribel, una vez terminada la etapa del Tour de Francia. “Ese día las autoridades ingresaron a mi habitación e incautaron suplementos vitamínicos perfectamente legales, aunque quizá no familiares para las autoridades francesas. Esta es la principal razón por la que se necesita tiempo para que se aclare bien todo lo sucedido”, puntualiza el ciclista.

Quintana, que ha sido campeón de la Vuelta a España y del Giro de Italia, explicó que “ayer, por citación de las autoridades francesas y voluntariamente”, compareció ante la Fiscalía. “Contesté todas y cada una de sus preguntas con claridad y con la conciencia tranquila”, expresó. Añadió que “es necesario recalcar que no he sido objeto de alguna acusación por parte de las autoridades. Por mi parte, estoy y estaré presto a esclarecer cualquier duda de la fiscalía, tal y como ya hice el lunes y el día de hoy”.

Según el corredor colombiano, que ha sido dos veces subcampeón del Tour de Francia (2013 y 2015) y una vez tercero (2016), por ahora “se desarrolla una investigación preliminar y yo he contestado a todas las preguntas y dudas y estoy dispuesto a seguir haciéndolo de forma voluntaria hasta aclarar toda esta situación partiendo de la base apuntada: jamás he utilizado sustancias dopantes y no se encontró ninguna sustancia ilegal en la investigación policial”.

El ciclista de 30 años recordó que ha sido un corredor “limpio” durante toda su carrera y que tiene “un pasaporte biológico impecable”. Aseguró, igualmente, que “nunca en toda mi carrera he utilizado sustancias ilegales que mejoren mi rendimiento deportivo y que traicionen los principios del deporte”. Quintana puntualizó que “durante el reciente Tour o durante cualquier otra carrera previa, jamás he consultado auxiliares o personal extraño al equipo”. “No tengo y nunca he tenido nada que esconder”, apostilló.