Hirschi toma el relevo en la Flecha Valona

Pogacar lo intentó en el muro de Huy, pero el suizo eligió el momento correcto y se impuso con enorme superioridad

Marc Hirschi sólo tiene 22 años, pero tiene la paciencia suficiente para elegir el momento correcto. El suizo se impuso en la Flecha Valona con una impresionante naturalidad. Como si no llegara con la carga de las tres semanas del Tour y el bronce del Mundial de Imola.

Le sobran fuerzas. Y también inteligencia. Sin Alaphilippe ni Valverde, los grandes dominadores de la prueba en los últimos años, la Flecha estaba más abierta, dispuesta a acoger a un nuevo ganador. Y Hirschi esperó hasta el momento adecuado. No se precipitó en la búsqueda de Vansevenant, el superviviente de la escapada del día, que llegó casi hasta el último kilómetro por delante del pelotón. Con ostentosos zapatazos se mantuvo en cabeza hasta que le atrapó Rigoberto Urán a escasos kilómetros de la llegada.

El colombiano prefería llegar en solitario que esperar a la tradicional decisión en el muro de Huy. Pero la inercia del grupo era más fuerte. Allí llegaban algunos de los ilustres del Tour, como Pogacar y Porte. Ellos fueron los primeros en intentarlo en la última rampa. Hirschi esperaba su momento para atacar.

Cosnefroy y Michael Woods aguantaron lo suficiente para acompañarlo en el podio. Hirschi sigue demostrando que está preparado para lo que venga.