España y Portugal impulsan la candidatura conjunta para organizar el Mundial 2030

El acuerdo se firmó antes del amistoso entre las dos selecciones. La final se disputaría en el Santiago Bernabéu

España y Portugal retoman la colaboración para organizar de forma conjunta un Mundial y en la tarde del miércoles firmaron el acuerdo para impulsar la candidatura ibérica para albergar el Mundial 2030. El acuerdo, firmado en el estadio José Alvalade donde las dos selecciones disputaron un amistoso, va más allá de la intención de ser sede de un campeonato del mundo. Las dos Federaciones se comprometen a colaborar para mejorar la calidad y el potencial del fútbol en los dos países.

Las dos federaciones compartirán experiencias a nivel técnico, promoverán y fortalecerán la integridad y fomentarán la formación de capital humano a través de acompañamiento técnico, así como la organización de eventos deportivos entre los equipos”, dice el comunicado público de la Federación española.

Esta colaboración incluye el desarrollo del fútbol femenino. “Se pondrán en marcha proyectos de asistencia técnica, planes estratégicos entre ambas federaciones, planes específicos para entrenadores y entrenadoras, así como árbitras y árbitros, y se promoverá el desarrollo del fútbol femenino”, añade la nota.

“Este acuerdo significa un paso importante para este proyecto común de Federaciones, pero también para los países. El fútbol, el deporte, es una herramienta magnífica de inyectar fuerza y voluntad de superación en estos momentos de gran dificultad”, asegura el presidente de la Federación española, Luis Rubiales.

Pocas cosas pueden generar más ilusión que la oportunidad de organizar un Mundial y no se nos ocurre un mejor compañero que Portugal. Vamos de la mano de la Federación portuguesa”, afirma Rubiales, que estuvo acompañado en el acto por el presidente de la Federación portuguesa, Fernando Gomes.

La disputa de partidos amistosos entre las dos selecciones forma parte de la colaboración entre los dos países. Además, “se apoyarán proyectos de integración social a través del fútbol y se iniciarán programas de cooperación a todos los niveles”, explica la Federación.

El acuerdo cuenta con el apoyo del Gobierno español. No es la primera vez que los dos países unen sus fuerzas para intentar acoger un campeonato del mundo. La candidatura ibérica ya lo intentó con el Mundial 2018, pero fue Rusia, la que albergó el evento en el que las dos selecciones se enfrentaron en la primera fase. Si Portugal y España organizaran el Mundial de forma conjunta en 2030 la final se disputaría en el Santiago Bernabéu. Sería la segunda final para el estadio del Real Madrid, después de la del Mundial ’82 que disputaron Italia y Alemania, con una separación de 48 años entre ellas.