Un entrenador de saques de banda, el estratega que ayuda a marcar goles al Liverpool

Thomas Gronnemark lleva desde 2018 trabajando para Jürgen Klopp. En ese tiempo, el Liverpool ha ganado una Champions y una Premier

Thomas Gronnemark, entrenador de saques de banda del Liverpool.
Thomas Gronnemark, entrenador de saques de banda del Liverpool.Twitter Thomas Gronnemark

Pocos se tomaron en serio a Benito Floro, exentrenador del Albacete (el famoso Queso mecánico) y del Real Madrid, cuando en los años 90 daba conferencias sobre la importancia del saque de banda en el juego de ataque. Floro, un técnico innovador, un adelantado a su tiempo, convertido en objeto de mofa en algunos círculos del fútbol y del periodismo a los que les costaba evolucionar, se quedó corto.

La estrategia ha evolucionado de tal forma en el fútbol que en la actualidad es habitual encontrar especialistas de todo tipo en el cuerpo técnico de un equipo. Uno de los más llamativos es el entrenador de saques de banda, un estratega que emplean clubes como el Liverpool para multiplicar sus opciones de ataque y aprender a defender las ocasiones que se generan a partir de esa acción del juego.

Thomas Gronnemark, un antiguo internacional danés en atletismo y bobsleigh, trabaja desde 2004 como entrenador de saques de banda y sus servicios han ayudado a mejorar en esa faceta del juego a clubes como Ajax, RB Leipzig, Gante, Atlanta United, Midtjylland y Liverpool. Tres de esos conjuntos, Ajax, Midtjylland y Liverpool, coincidieron en el mismo grupo de la primera fase de la actual Liga de Campeones.

Todo empezó en el Viborg danés. A finales de 2003, Gronnemark comenzó a preparar una metodología sobre los saques de banda. Seis meses después ya tenía elaborado un curso que se podía impartir a jugadores y entrenadores. Ofreció sus servicios al Viborg y las aportaciones de Gronnemark permitieron a este modesto equipo alcanzar en la temporada 2004-05 la mejor clasificación de su historia. De ahí pasó al Midtjylland, que con la ayuda de Gronnemark ganó su primera Liga danesa.

En 2018, el periódico alemán Bild le dedicó un reportaje que llamó la atención de Jürgen Klopp y de Ralf Rangnick, entonces entrenador del RB Leipzig. Fue el impulso definitivo a su carrera. Una llamada de Klopp le terminó de cambiar la vida y Gronnemark trabaja desde entonces a su lado como uno más en el cuerpo técnico del alemán. “Nunca había oído hablar de un entrenador de saques de banda. Cuando oí hablar de él, tenía claro que quería conocerlo, y cuando lo conocí, estaba seguro de que quería contratarlo”, aseguró Klopp, quien tiene una confianza absoluta en Gronnemark, quien está preparando un libro en el que recogerá toda su metodología.

“En mi primera temporada, el Liverpool pasó de ser el 18º equipo de la Premier en los saques de banda bajo presión, con un 45,4% de posesión, a ser el primero, con 68,4%”, presumió Gronnemark. El danés no trabaja solo la potencia en el saque, lo suyo es algo más profundo. “Estoy trabajando en una filosofía con tres conceptos: distancia, rapidez e inteligencia. Creamos espacios en cada una de estas tres zonas del campo: zona de defensa, zona central y zona central más alejada. Los jugadores siempre se han quedado muy quietos y al quedarse parados, no se generan espacios y se siguen haciendo saques de banda paralelos a la línea lateral, donde el riesgo de perder el duelo es mayor”, explicó a UEFA TV.

“No soy un entrenador de fútbol. Pero también pienso que, sin mi formación, que es muy variada, nunca me hubiese convertido en un entrenador de saques de banda”, reflexionó en un artículo para The Coaches Voice.

Todo su trabajo está orientado a mantener el control y la posesión cuando tienes un saque bajo presión y a presionar a los rivales para recuperar la pelota cuando ellos tienen el saque: “¡Es la forma más fácil de obtener el balón del otro equipo en un partido de fútbol!”.

Las indicaciones del danés en el trabajo diario ayudan a que los futbolistas puedan generar ocasiones de gol después de un saque de banda y para ello cuenta con 40 herramientas de lanzamiento diferentes y asignaciones individuales para cada jugador en el campo. En la temporada 2019-20, el Liverpool marcó 13 goles de ocasiones generadas a partir de saques de banda y desde su llegada a Anfield, el club ha ganado una Liga de Campeones, una Premier League y una Supercopa de Europa.