De “los seis platos” a la “gasolina súper”: Así son las dietas milagro de Cristiano y Messi

El secreto de los cracks de Juventus y Barça para mantener su peso a raya pasados los 30

Cristiano y Messi pueden presumir de cuerpos 10
Cristiano y Messi pueden presumir de cuerpos 10ArchivoLa Razon

Con el comienzo del nuevo año perder peso y mejorar la forma física suele ocupar el “top” de nuestros propósitos. Te contamos los secretos de la dieta de dos cracks como Cristiano y Messi para mantener un cuerpo “10″ pasados los 30.

El físico de Cristiano Ronaldo es sin duda una de las armas más poderosas del delantero portugués. Los detalles hacen la diferencia y la alimentación es una parte fundamental para su carrera. Pero el goleador tiene un secreto para mantener a raya su peso y disfrutar de una forma física excepcional a sus 35 años. La dieta del futbolista tiene como protagonista los pescados. Pez espada, atún y bacalao son los favoritos. Además, suele consumir con frecuencia algunas porciones de pollo, ya que considera que es “mágico” por su alto contenido de proteínas y bajo contenido en grasa.

¿En qué consiste su exigiente “dieta de los seis platos”?

  • Comer hasta seis veces al día
  • Todo está en las porciones
  • Se complementa con duro entrenamiento
  • Se duerme mucho (hasta cinco siestas diarias, además de las 8 horas de sueño)

El atacante puede comer hasta seis veces por día: la clave está en las porciones y en el contenido de las mismas. Respalda su dieta con un entrenamiento exigente (complementa los entrenamientos con su club con tareas en el gimnasio y pilates) y el descanso. Para Cristiano, las ocho horas de sueño por las noches resultan vitales. Se acuesta temprano por las noches y se levanta al alba. Dormir bien es realmente importante para aprovechar al máximo el entrenamiento por eso, intercala su rutina con pequeñas siestas, que pueden llegar a ser cinco, a lo largo de su jornada.

Este sería aproximadamente el menú de un día cualquiera en la vida del ex Sporting de Lisboa, Manchester United y Real Madrid. Como desayuno suele ingerir fiambres (jamón y queso) y yogurt bajas calorías. En el primer almuerzo (a media mañana), suele tomar pollo con vegetales.

El segundo almuerzo puede consistir en pescado, que puede repetir una o dos veces en la jornada. Atún, pez espada o bacalao son sus preferidos, especialmente el balacao la brasa, con una mezcla de estofado, cebollas, patatas en rodajas finas y huevos revueltos. Durante la jornada intercala un snack, con tostadas y frutas.

Y en la cena, que también divide en dos sesiones, primero toma un plato que podría ser pez espada con una ensalada y en la segunda tanta alguna carne roja o calamares, siempre acompañados por vegetales.

La “gasolina super” de Messi

El argentino Leo Messi también puede presumir de una gran físico a sus 33 años. Para ello el delantero de Barça tuvo que olvidarse de la pizza y las carnes y cambiarlos por los alimentos fundamentales de esta dieta “milagro” que ha sido bautizada como “gasolina súper”:

  • Agua.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Cereales integrales crudos.
  • Frutas sin pesticidas.
  • Verduras frescas biológicas.
  • Frutos secos.
  • Semillas.
  • Huevos.
  • Pescado fresco.
  • Algo de carne.

La dieta de Lionel Messi, una de las más valoradas en el mundo, es ideal para bajar de peso, recuperar fuerzas y llevar una vida sana.

Messi sabe que cuidar su salud es fundamental para mantenerse en forma y seguir con su alto rendimiento deportivo y por ese motivo se hizo tan famosa esta dieta. Messi logró cumplir sus objetivos: disminuir mareos y vómitos y evitar el sobrepeso y la fatiga.

El jugador decidió cambiar su alimentación debido a una mala racha futbolística, concretamente tras perder la final del Mundial 2014 frente a Alemania. El jugador acudió a Giuliano Poser, doctor italiano especializado en nutrición en el deporte. Éste desarrolló una dieta exclusiva para las características y necesidades del deportista denominada ‘La dieta súper gasolina’.

Además de los alimentos fundamentales que no deben faltar en su menú diario, la dieta también establece los que deben evitarse: “El azúcar es lo peor que hay para los músculos. Mientras más lejos se esté del azúcar, mejor. Las harinas refinadas también son un gran problema, básicamente porque hoy en día es muy difícil encontrar un grano de trigo sano, sin contaminar”.

Así, debemos eliminar de nuestra dieta la comida que nos enferma: Los aditivos (como los conservantes, glutamato monosódico o aspartamo), alimentos que puedan llevar pesticidas, fungicidas y también grasas saturadas, grasas vegetales hidrogenadas.

En cuanto a la sal, Poser sostiene que hay que consumir “poquito, porque la necesitan los músculos y el cuerpo en general” y lo mismo sucede con la carne, algo que supone un duro sacrificio para Messi que como buen argentino estaba acostumbrado a que fuese el pilar de su alimentación.

La mejora de este tipo de alimentación no sólo se traduce en una perdida de peso, también en una mejora digestiva y en una mejora de la absorción intestinal (lo que implica un mejor aprovechamiento de los macro y micronutrientes, que nutren directamente el músculo).

Los resultados de esta dieta fueron rápidamente visibles: Messi perdió cuatro kilos y su físico se volvió más fibroso y liviano. Además, después de sufrir 11 lesiones (nueve de ellas musculares entre 2006 y 2013), casi no volvió a tener problemas físicos.

Numerosos sitios webs especializados en nutrición recomiendan este plan al que han rebautizado como dieta Messi. ¿Con cuál te quedas?