Año I sin Kobe Bryant: así es el universo “Mamba”

Su legado sigue vivo en los Lakers, en otras leyendas de la NBA, en su Academia, en Los Ángeles, en murales, en los tribunales...

Uno de los memoriales en honor a Kobe en Los Ángeles
Uno de los memoriales en honor a Kobe en Los ÁngelesDamian DovarganesAP

“One, two, three, Mamba” -”Uno, dos, tres Mamba”- es el grito de guerra de los Lakers en honor a Kobe Bryant antes de comenzar sus partidos en honor. Hoy se cumple un año de la muerte de “Black Mamba” en un accidente de helicóptero, en el que también fallecieron su hija Gianna y siete personas más, y su memoria sigue presente en L. A. En la ciudad californiana decenas de murales en las calles rememoran su legado, un tramo de la Avenida Figueroa cercana al Staples Center ha sido rebautizado como Kobe Bryant Boulevard y sus camisetas y zapatillas siguen siendo una mina de oro para Nike. El pasado verano, el 23 de agosto, el mismo día en que hubiera cumplido 42 años, la compañía lanzó la “Mamba Week”. Un día después, el 24 del 8, sus dos dorsales con los Lakers, llegó el “Mamba Day”. La factoría de Oregón lanzó toda clase de productos: una veintena de modelos de zapatillas (Kobe Protro), camisetas vintage con el 8 delante y el 24 detrás... Kobe in memoriam.

Los Lakers han atendido las peticiones de su viuda y no habrá actos especiales en su recuerdo. “Quiero agradecer a todos los que han manejado la cobertura mediática con respeto. Para todos los demás, reconsideren su noticia y miren a través de los ojos de sus hijos, padres, cónyuges, hermanos y familiares. Celebren sus vidas, no el día en que las perdieron. Les pedimos que no publiquen imágenes del accidente. No queremos verlo. Nuestro año ya ha sido suficientemente traumático. Tienen cientos de imágenes y vídeos que pueden mostrar. Esperemos sean respetuosos con nuestras pérdidas”, ha declarado Vanessa Bryant. Un año después de la tragedia las causas del accidente siguen sin esclarecerse y la hipotésis más verosímil que se maneja es que la nave se estrellara a causa de la niebla. El 9 de febrero está previsto que la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte revele sus conclusiones después de más de once meses de investigación. En este tiempo los tribunales han salpicado el legado de Kobe. La familia denunció a la compañía de helicópteros por presunta negligencia en el accidente y demandó a la oficina del sheriff del condado de Los Ángeles tras publicarse que algunos agentes tomaron fotos del accidente y las compartieron. Hasta la suegra de Kobe ha recurrido a los tribunales. Sofía Urbieta reclama a su hija una indemnización de cinco millones de dólares, una casa y un todoterreno Mercedes porque Kobe le prometió “cuidarme toda la vida”, según ha asegurado.

Kobe era mucho más que una leyenda de la NBA. Después de su retirada se diversificó. Ganó el Oscar a mejor cortometraje en 2017 con “Dear Basketball” -”Querido Baloncesto”- y se convirtió en empresario. Inversiones en inteligencia artificial, en comunicación, en colecciones de libros infantiles e incluso tenía un propio programa de análisis en la ESPN (“Details”) que él mismo presentaba. Creó la “Academia Mamba”, a donde se dirigía precisamente el domingo del accidente. Su objetivo era lograr un impacto positivo en los niños a través del deporte. A su muerte se rebautizó como “Academia Mamba y Mambacita”, en honor a su hija, y se redefinió para “mantener activos a los niños y encaminarlos hacia el éxito en la vida, además de preservar la mentalidad y ética de Bryant”.

En la cancha su herencia la representa como nadie LeBron James. Su forma de trabajar, de entrenarse, su exigencia... “Prometí que continuaría su legado porque esto es más grande que nosotros”, asegura James. Él y Anthony Davis, la otra estrella de los Lakers, llevan un tatuaje en su honor y LeBron usa todas las noches de partido un protector en los dedos con el número 24. Nada más ganar el anillo en la burbuja Disney su primer homenaje fue para Kobe. Los más grandes no hacen más que reconocer al que es y será siempre uno de los suyos. “Prometí que continuaría su legado porque esto es más grande que nosotros”, dijo LeBron. “En el baloncesto, en la vida, como padre, Kobe no se guardó nada en el depósito: lo dio todo”, afirmó Michael Jordan. “Me inspiraba en el día a día: su ética de trabajo, su dedicación a ser el mejor, a exigir a los compañeros que dieran lo mejor, ese instinto un poco asesino, su mentalidad”, reveló su “hermano” menor Pau Gasol.