El día que Pablo Hasel deseó que se estrellara el avión del Betis y murieran sus jugadores “basura”

El deporte tampoco se libró de los miserables “tuit” del rapero. El fútbol o Nadal fueron algunas de sus víctimas

Pablo Hasél y el apoyo de la plantilla del Betis a Roman Zozulya
Pablo Hasél y el apoyo de la plantilla del Betis a Roman ZozulyaArchivoLa Razon

El rapero Pablo Hasel fue detenido la semana pasada tras negarse a entrar en prisión por su propio pie. El cantante acumula dos condenas de nueve meses y dos años de cárcel por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona y a las Fuerzas de Seguridad.

Mucho se ha hablado en los últimos días de sus “tuits” del odio contra instituciones, políticos y fuerzas de seguridad pero pocos recuerdan que el fútbol también fue blanco de sus miserables ataques.

El rapero catalán publicaba el 2 de febrero de 2017 a través de su cuenta de Twitter un mensaje deseando que el avión oficial del Real Betis Balompié se estrelle por el apoyo que la plantilla había mostrado hacia su compañero Roman Zozulya. El mensaje se refería a todo los ocurrido en torno a la cesión del ucraniano Roman Zozulya al Rayo Vallecano, que generó la animadversión de los ultras del Rayo, que calificaban al futbolista de neonazi por su apoyo al Ejército ucraniano y que acabaron frustrando la operación.

Tanto el club como sus compañeros en el Betis negaron tales ideas y defendieron en todo momento a Zozulia, lo que provocó, entre otros hechos, los mencionados tuits del rapero, que se alineaba con los Bukaneros, ultras radicales del equipo vallecano.

Graves ofensas pero no delito

El Real Betis Balompié presentó entonces una querella contra Hasel que, tras conocer la intención del club verdiblanco de demandarle, continuaba con su ataque: “A mi me amenazan de muerte mil fachas a diario y no voy querellándome ni denunciando. Qué susceptibles son para lo q les conviene”, publicaba el 8 de Febrero de 2017. Y añadía: @RealBetis las víctimas de los nazis ucranianos no pueden querellarse porque ya están muertas. Adelante, no me sacaréis nada, no tengo un euro”.

Los “tuits” fueron eliminados de su perfil y la Fiscalía consideró que representaban “graves ofensas” tanto al club como a Zozulya pero no incurrían en ningún delito penal.

Cabe recordad que en 2019 tenía lugar la primera suspensión de la historia de un partido de fútbol español por insultos a un jugador. El insulto “puto nazi”, dirigido precisamente al ucraniano Roman Zozulya por parte de la grada de Vallecas en el Rayo-Albacete -donde jugaba cedido el futbolista- fue el detonante.

Sin embargo, el Betis no ha sido la única víctima deportiva de Hasel. En su día, también se vio envuelto en otra polémica con Rafa Nadal. En agosto de 2018, escribió: “El facha millonario de Rafa Nadal se indigna por una estelada, no por la miseria de su amado Estado podrido. Todo por la pasta”. El mensaje criticaba el enfado del tenista con un aficionado que portaba la bandera independentista catalana durante la ceremonia de entrega de medallas en los Juegos Olímpicos de Río.