El atleta nazi Mancini vuelve a competir tras perder la licencia por sus comentarios xenófobos

Publicó un vídeo tachando a la selección francesa de fútbol de “monos” y compartió citas del colaborador nazi belga Leon Degrelle

Pascal Mancini
Pascal ManciniArchivoLa Razon

El velocista Pascal Mancini regresa al equipo suizo de atletismo con el que competirá en el próximo Campeonato de Europa de pista cubierta, que se disputa en Torun del 5 al 7 de marzo.

El atleta se quedó fuera del Campenato de Europa de Berlín al aire libre, en 2018, después de que la federación Helvética le retirara la licencia por sus continuos postulados xenófobos que pregonaba sin ningún tipo de pudor en las redes sociales.

A Mancini ya se le conocía en Suiza por sus posturas políticas próximas a la extrema derecha, pero los resultados deportivos empañaban su pensamiento. Hasta el Mundial de fútbol disputado en Rusia, cuando el velocista publicó en su cuenta personal de Facebook un mensaje que desató la polémica. “La selección de Francia y sus amigos”, escribió junto a un vídeo en el que aparecía un grupo de monos. Su publicación pronto se viralizó entre sus seguidores, que empezaron a comparar a los futbolistas franceses con los mencionados animales.

Además, Mancini había publicado citas de Leon Degrelle, un colaborador nazi belga que continuó difundiendo sus puntos de vista después de la Segunda Guerra Mundial, y se había demostrado su sintonía con el movimiento Suavelos, de tintes xenófobos.

“Las transgresiones de los atletas, en relación con sus puntos de vista públicos, son intolerables. Los atletas deben abstenerse de publicar contribuciones discriminatorias o racistas en el contexto del atletismo”, remarcó la federación al anunciar la retirada de su licencia. Mancini se defendió aduciendo que no conocía el pasado de Degrelle y acusó a los medios de quererlo “destruir”.

El aleta, que fue suspendido por dopaje en 2012, ya había coquetetado con la ultraderecha en otras ocasiones. En el Europeo de 2014, Mancini realizó en meta el saludo quenelle (un gesto que se realiza apuntando un brazo hacia abajo, mientras se toca el hombro con la mano contraria cruzada), que puso de moda el cómico francés Dieudonné y fue adoptado como propio por la extrema derecha francesa.

Mancini realizando el saludo fascista
Mancini realizando el saludo fascista FOTO: Twitter La Razon