Fútbol

Ibrahimovic se expone a una dura multa y a su retirada del fútbol por violar las reglas de apuestas

El delantero del Milan es copropietario de la empresa de Bethard.com, algo que prohíbe tanto la FIFA como la UEFA

Zlatan Ibrahimovic
Zlatan IbrahimovicALESSANDRO GAROFALO

El jugador del Milan Zlatan Ibrahimovic se encuentra, de nuevo, en el centro de la polémica. Si hace unos días era expulsado contra el Parma y criticado por sus imágenes en un restaurante en plena pandemia, hoy el delantero ha sido también motivo de portada en Suecia y no por sus goles sino por sus negocios, que podrían traerle graves problemas.

En el mes de marzo de 2018, Ibrahimovic se adentraba en el mundo de las apuestas. Lo hacía como uno de los copropietarios de Bethard, así como en calidad de embajador de dicha compañía.

El anuncio se retrasó unos meses más de lo previsto debido a la normativa de la FA británica. Ésta prohíbe a los jugadores en activo promocionar, consultar o asociarse con empresas de apuestas. Por lo que esperó a desvincularse del Manchester United para desvelar su nuevo proyecto empresarial. Sin embargo ahora, esta aventura empresarial podría costarle muy cara.

La FIFA y la UEFA no permiten que los jugadores que participan en sus competiciones tengan intereses económicos en empresas de juegos. Según confirma el medio sueco Aftonbladet, Zlatan Ibrahimovic sigue siendo socio de la empresa de juegos Bethard, con sede en Malta, y podría ser castigado por ello.

A través de su sociedad anónima Unknown AB, donde Ibrahimovic es el verdadero director, Zlatan intervino como pilar publicitario y socio en Bethard 2018. Debido a esto, no se le permitió participar en la Copa del Mundo en Rusia. Sin embargo, desde entonces, Ibrahimovic, que sigue siendo socio de Bethard, ha regresado al AC Milan a principios de 2020 y a la selección sueca con las eliminatorias de la Copa del Mundo recientemente.

Ibrahimovic todavía posee acciones en Bethard, según ha confirmado a este medio sueco el CEO de la compañía, Erik Skarp, en un correo electrónico a Sportbladet. Este medio sueco ha consultado los datos de la Oficina de Registro de Empresas de Malta y Suecia y el registro muestra que la empresa de Zlatan, Unknown AB, tiene alrededor del 10 por ciento de las acciones de Gameday Group PLC, que a su vez es el único accionista de Bethard. La compañía de Ibrahimovic es, por lo tanto, el cuarto propietario más grande en Bethard, que según el último informe anual disponible (2019) obtuvo un beneficio después de impuestos de casi 30 millones de euros.

Esta propiedad indirecta que Zlatan Ibrahimovic tiene en la compañía de juegos no es compatible con en las regulaciones éticas de la FIFA y las regulaciones disciplinarias de la UEFA. Las reglas de la FIFA se aplican a todas las competiciones de la organización, que incluyen las eliminatorias de la Copa del Mundo. Ibrahimovic por tanto rompió las reglas de la FIFA en la remontada de la selección naciona contra Georgia y, las de la UEFA, en la clasificación de la Europa League para el AC Milan contra Shamrock Rovers en septiembre de 2020.

Suspensión de tres años

Las regulaciones éticas de la FIFA establecen que cualquier persona que viole esto será castigado con casi 100.000 euros de multa y una posible suspensión de todas las actividades relacionadas con el fútbol durante un máximo de tres años. Las regulaciones de la UEFA son menos claras en lo que respecta al castigo.

El delantero, de 39 años, está negociando actualmente con el Milan para ampliar una temporada más pero ahora puede verse inmerso en un proceso que podría anticipar el que colgara las botas definitivamente.