Fútbol

España y el efecto Busquets

Desde que regresó al equipo, España ha encontrado su sitio y el gol que le faltaba. Sus compañeros y el seleccionador reconocen la importancia de su liderazgo en la selección

Sergio Busquets, en el entrenamiento de ayer con Oyarzabal y Pau Torres
Sergio Busquets, en el entrenamiento de ayer con Oyarzabal y Pau TorresPablo GarcíaRFEF/EFE

«Sergio es un jugador que aporta mucha experiencia al juego. El que nosotros jugamos es muy parecido al que él practica en su club y nos ayuda mucho en ese sentido», dice Unai Simón al preguntarle por Busquets. «Cuando salió Rodri también nos ayudó mucho. Todos sabemos lo que tenemos que hacer, pero sí es verdad que Busi nos ayuda con esa experiencia y con esa veteranía que tiene y nos ayuda muchas veces en la colocación o en la distribución de juego», añade.

Las palabras del portero de la selección resumen el sentimiento de la mayoría de jugadores y del seleccionador, que no dudó en esperarlo cuando dio positivo por Covid-19. Es el capitán de esta selección y Jordi Alba también le guardaba el sitio cuando tuvo que llevar el brazalete en los dos primeros partidos de la Eurocopa.

Busquets ha jugado 125 partidos con la selección y su experiencia es fundamental para un grupo en el que, como reconocía el propio Luis Enrique hace unos días, hay muchos jugadores que no alcanzan los diez partidos internacionales o los superan por poco.

Sólo ha marcado dos goles en su trayectoria internacional, pero desde su regreso España ha marcado diez en dos partidos y se ha convertido en la selección más goleadora del campeonato. Busquets, además, ha sido elegido el mejor jugador de los dos encuentros que ha disputado, contra Eslovaquia y contra Croacia, aunque en el segundo hubo varios jugadores que hicieron más mérito.

Busquets ha ordenado el juego de España y ha dado salida al balón desde el fondo. Algo que le había costado más a Rodri, especialmente en el partido contra Polonia. Siempre tenía un hombre encima que le dificultaba jugar, pero sus compañeros acabaron prefiriendo la salida por los laterales, especialmente por la derecha, donde se juntaban Koke y Marcos Llorente.

Rodri trabajó bien en la recuperación, pero con Busquets todo parece encontrar su sitio. «Es el capitán y un jugador clave en esta selección por su jerarquía, pero cada uno desde nuestra posición somos líderes. Algunos somos capitanes de nuestros equipos y tenemos esa labor durante el año, pero también los jóvenes han demostrado mucho en situaciones de dificultad». reconoce César Azpilicueta en una entrevista concedida a la agencia Efe.

Busquets aporta liderazgo e impregna de su personalidad a todo el equipo. «El grupo ha demostrado una fuerza mental muy grande y las experiencias vividas nos van a hacer seguir creciendo», añade «Azpi».

«El partido de Busquets es de manual, de lo que tiene que hacer un pivote en defensa y ataque, sabíamos de la importante de Busquets, ha acabado reventado pero sabíamos de su nivel. Es bastante incomprendido porque lleva muchos años pero es un jugador único y una garantía», aseguraba Luis Enrique después del primer partido de Sergio contra Eslovaquia.

Puede que influya en el juicio sobre Busquets la sensación de que lleva toda la vida, pero el «5» de España aún no ha cumplido los 33 años, los cumple el 16 de julio, y nunca ha dependido exclusivamente de su capacidad física. Necesita estar bien para poder competir, como todos, y en el Barcelona ha completado una segunda parte de la temporada muy buena. Muchas veces se responsabilizaba de su buen rendimiento a la decisión de Koeman de jugar con tres centrales, pero Busquets nunca ha fallado esta temporada. Ha jugado 50 partidos con su equipo y sólo se ha perdido cuatro en toda la temporada, dos por lesión, uno por sanción y sólo uno por decisión del entrenador.

En la selección juega con el 4-3-3 habitual y le basta tener a los costados a Koke y a Pedri para sentirse protegido. Los dos compañeros de «Busi» en el centro del campo son una de las pocas certezas de las alineaciones de Luis Enrique. Han sido titulares en los cuatro partidos que ha disputado España. Y Pedri es, junto a Laporte y Unai Simón, uno de los tres españoles que han completado todos los minutos del torneo, incluida la prórroga contra Croacia en octavos. Busquets les da tranquilidad y ellos, protección.