Rahm acecha el primer récord del gran mito de Seve

El número uno del mundo busca en Madrid (7-10 de octubre) igualar los tres Abiertos de España ganados por Ballesteros

Jon Rahm busca su tercer abierto de España
Jon Rahm busca su tercer abierto de España FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Existe un hilo invisible que une a Jon Rahm con Severiano Ballesteros, el padre fundador del golf español, aunque sus respectivas eclosiones disten cuarenta años. Es algo que tiene que ver, sobre todo, con el carácter: pocos jugadores del circuito, desde la retirada del cántabro, se han mostrado tan inmisericordemente depredadores como el vizcaíno, que tiene en el punto de mira la marca de cuatro «majors» ganados por su ilustre antecesor y que el domingo puede convertirse en el segundo golfista de la «era Open», tras Ballesteros, en ganar tres Abiertos de España –el francés Arnaud Massy, único europeo continental en ganar el British antes que Seve, también atesora tres títulos: 1912, 1927 y 1928–.

Jon Rahm se presenta en el Club de Campo como número uno del mundo, lo que tal vez represente una presión añadida, y la vitola de haber ganado las dos últimas ediciones, en 2018 y 2019 porque el año pasado no se celebró a causa de la pandemia. En golf, ganar es endemoniadamente complicado y ganar tres veces seguidas el mismo torneo, es casi imposible: Severiano Ballesteros empleó quince años en atesorar sus tres Abiertos de España y pasó un decenio entre su segunda (1985) y tercera conquistas (1995), precisamente en el mismo recorrido de este 2021.

La lista de rivales de Rahm en el primer acto de su campaña española –jugará la semana próxima el Open de Andalucía en Valderrama– de este otoño es tan larga como los 132 participantes en el torneo, por tratarse el golf de un deporte en el que cualquiera, literalmente, puede ganar. Hay una docena de españoles que intentarán brillar en casa (el veterano Rafa Cabrera o los olímpico Adrián Otaegui y Jorge Campillo a la cabeza) y algunas figuras foráneas como el austríaco Bernd Wiesberger, reciente miembro del equipo europeo de Ryder Cup, y el francés Víctor Pérez, que se cayó en las últimas semanas de la lista de Paddy Harrington, que compartirán con Rahm el partido estelar de la jornada inaugural: en el tee del hoyo 10 a las nueve y media de la mañana. Entre la extensa nómina de aspirantes a la victoria, destacan tres jóvenes que han brillado este año con luz propia en el circuito europeo: el italiano Guido Migliozzi, el estadounidense John Catlin y el danés Nico Hojgaard, un prodigio de veinte años que acaba de estrenar en Italia su palmarés como profesional y que encarna, junto a su hermano gemelo Rasmus –tres triunfos en el European Tour– el futuro del golf mundial.

Pero todos estos nombres no son, en las vísperas, más que comparsas del show que todos esperan que protagonice Jon Rahm, que vuelve a jugar en España casi dos años después: le ha dado tiempo a alcanzar el número uno del mundo, estrenarse en un grande, lidiar como un titán con el maldito coronavirus y convertirse en padre primerizo. «Es la primera vez que estoy en España desde 2019 y me emociona. Volver a jugar ante el público español me hace mucha ilusión», ha dicho en las vísperas un hombre que tiene en la interacción con los seguidores una de sus fortalezas.