Mundial

El camino a la final de España: Bélgica o Croacia y Brasil o Portugal

La selección de Luis Enrique evitará hasta semifinales a la actual campeona, Francia; a la Argentina de Leo Messi y a Inglaterra

Luis Enrique, seleccionador español, en el sorteo de Catar
Luis Enrique, seleccionador español, en el sorteo de Catar FOTO: NOUSHAD THEKKAYIL EFE

Cuando ha salido Alemania en el grupo del Mundial, todos los aficionados españoles han temido lo peor, después, la exigencia del grupo ha disminuido al conocer los rivales: Japón y el ganador de la repesca entre Costa Rica y Nueva Zelanda. Es decir, que los de Luis Enrique y la selección alemana, salvo catástrofe que ahora ni se plantea, estarán en octavos del Mundial, donde el rival dependerá de si se termina primero o segundo. Pero se puede trazar, más o menos, un camino lógica de la selección española en Qatar según vaya avanzando. Lo primero es a quien no se enfrentaría hasta semifinales: Francia, que defiende título: la Argentina de Messi; ni a Inglaterra, finalista de la última Eurocopa 2020, hasta al menos las semifinales de la competición. Tres ogros que no estarán en nuestro camino.

En el caso de que España supere el grupo E, ya sea como líder o como segunda, el cruce de octavos será con el cuarteto F. Si ella es primera, contra la segunda. O viceversa. En el F, la Bélgica de Thibaut Courtois, Lukaku o Hazard y la Croacia de Luka Modric, subcampeona del mundo, aparecen como las dos favoritas, con el permiso de Marruecos y Canadá.

En cuartos, el enfrentamiento lo dirigirá contra alguna selección del G o H, dependiendo de quien gane las dos eliminatorias anteriores que enfrentarán a los primeros con los segundos de esos grupos. En el G compiten Brasil, Serbia, Suiza y Camerún. En el H, Portugal, Uruguay, Ghana y Corea del Sur.

Las semifinales ya variaría sus adversarios a alguna de las posibilidades de los cuatro primeros grupos: el A (Catar, Ecuador, Senegal o Países Bajos), el B (Inglaterra, Irán, Estados Unidos o el ganador del Gales-Escocia/Ucrania), el C (Argentina, Arabia Saudí, México o Polonia) y el D (Francia, Dinamarca, Túnez y el vencedor del Australia-Emiratos Árabes Unidos). Argentina, Francia e Inglaterra son favoritas por esa ruta. Si la selección de Luis Enrique llega a semifinales, tiene toda la pinta de que será el rival a batir. Hasta ahora, el seleccionador ha dado su impronta al equipo y lo ha hecho tan competitivo que lo ha llevado al último partido de la Liga de las Naciones, donde perdió contra Francia y hasta la semifinal de la Eurocopa, en la que España cayó contra Italia, que después fue campeona, pero que no está en el Mundial, porque perdió en la clasificación de marzo contra Macedonia del Norte.