MENÚ
domingo 15 septiembre 2019
04:27
Actualizado

Los jugadores con los que sí cuenta Zidane para el Real Madrid: Keylor, Marcelo...

El técnico asegura que no tiene decidida la lista de bajas, pero admite que a Navas lo quiere mucho y que intentará recuperar a Marcelo de aquí al final de temporada

  • Zinedine Zidane y Bale, en el entrenamiento de este viernes
    Zinedine Zidane y Bale, en el entrenamiento de este viernes /

    Efe

Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

05 de abril de 2019. 15:14h

Comentada
José Manuel Martín.  Madrid. 3/4/2019

Zidane esconde las cartas que tiene en la manga para la temporada que viene. Sólo quiere hablar de los ocho partidos que quedan por disputar y si se le pregunta por sus planes más allá la respuesta es contundente: "No te lo voy a decir". Añade además que todavía no tiene decidido los que se van a ir y los que se van a quedar, aunque la realidad es que en su cabeza la lista de bajas está bastante clara, pero no es el momento de hablar.

"Ha sido una temporada complicada y el momento es malo. Debemos asumirlo, pero también quiero que nadie se olvide de todo lo que han ganado en los últimos años los jugadores que están aquí. Han ganado mucho y ahora nos toca un año malo y ya está. No es resignación es lo que hay", decía en la previa de la visita del Eibar al Bernabéu este sábado (16:15). Él ha adelantado su regreso para ayudar a su equipo del alma, y hasta que no acabe todo no puede levantar las cartas y, seguramente, decirle a algunos que su tiempo en Chamartín se ha terminado.

"No tengo nada que reprochar a mis futbolistas. El partido de Valencia no fue horrible ni mucho menos. Estamos atravesando un momento malo, pero vi sobre el campo un equipo metido, que estuvo bien en la presión y en el juego. Lo que nos faltó fue el gol, eso es evidente, durante los noventa minutos".

"No estoy enfadado, es que hablo con convicción"

"Nos quedan ocho partidos y lo vamos a hacer bien, porque el madridismo nos quiere. Las dificultades las aceptamos, que haya menos gente en el estadio, también, pero no hay que olvidar lo que ha ganado esta gente. Y no me enfado, es que hablo con convicción", aseguraba con un tono serio este viernes por la mañana.

Kroos, Marcelo, Asensio, Bale... son nombres que resuenan en la cabeza del madridismo y también de Zidane. El rendimiento de ellos chirría si lo que quieren es seguir vistiendo de blanco. El alemán volvió a mostrarse lento y transparente en el centro del campo, mientras Asensio no consigue esa sensación de falta de confianza que le persigue hace tiempo. No sonríe, ni explota la pelota con su chut como en otros tiempos.

Marcelo busca la samba perdida y va a tener minutos para ello, porque Zidane se los va a dar. Quiere recuperarlo en estos partidos por el bien del equipo y del propio jugador Otra cosa es que sus días en el Bernabéu estén ya más que contados y sean pocos. Bale es uno de los casos perdidos y en el club son conscientes de que habrá que hacer caja con él. En Mestalla fue suplente y su entrada no supuso ninguna alteración en el equipo. Está apagado, frío...

La decisión la tiene Zidane y por el momento prefiere tener en cuenta que los chicos vienen de una temporada complicada, extraña, en la que se han quedado sin objetivos y andan perdidos. Los entrenamientos le servirán para detectar quién es recuperable y aquellos que deben salir en verano y no tienen sitio en ese otro Madrid que imagina Zizou y que el madridismo ansía con fuerza.

El problema, para todos, es que queda mucho hasta el final, una eternidad, y el reloj de los partidos pasa lento, como el juego del Madrid. "Es lo que hay ahora mismo", insiste Zidane, como deseando que todo acabe y pueda pensar en el futuro.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs