MENÚ
martes 17 septiembre 2019
01:43
Actualizado

Bale sigue lanzado

Marcó dos goles y dio el pase de otro de los cuatro que le hizo Gales a Moldavia. «Si está en el campo, cambia tu vida», dice su seleccionador.

  • Gareth celebra uno de los tantos que hizo en el debut de Gales en la clasificación para el Mundial
    Gareth celebra uno de los tantos que hizo en el debut de Gales en la clasificación para el Mundial

Tiempo de lectura 2 min.

06 de septiembre de 2016. 02:54h

Comentada
José Aguado 6/9/2016

ETIQUETAS

Bale no tiene fin. Le da igual la competición, que no para. Acabó la temporada en el Real Madrid siendo el futbolista principal del equipo, cargando todo el peso del ataque; lideró a Gales en una Eurocopa tan emotiva como espectacular y a vuelta de verano, continúa con la misma intensidad, como si no hubiera pasado el tiempo de descanso y la consiguiente pérdida de forma. Casi no ha necesitado pretemporada para continuar a su ritmo. Lo mostró ayer, en uno de los goles que le marcó a Moldavia, en el debut de Gales en la clasificación para el Mundial: un defensa dio un pase atrás y la pelota llegó a Bale. Desde el centro del campo, corrió hasta la portería rival, con el balón pegado al pie, perseguido por contrarios y con un tiro cruzado, con facilidad, hizo el tercero de su equipo. Después, de penalti, cerró la goleada. Y antes, de un pase suyo desde la banda, había marcado su selección. «Es una pesadilla para los rivales, porque cuando tienes a Bale en tu equipo, en un segundo puede cambiar tu vida», decía ayer Coleman, seleccionador de Gales. Bale está a todo, imparable, y su selección lidera el grupo, aunque sólo se ha disputado un encuentro.

La selección sorpresa de la Eurocopa pasó por encima de Moldavia y empieza a todo tren su camino hacia el Mundial. Como su jugador estrella, los galeses han decidido que no tienen techo y que pueden aspirar a lo que quieran. Sólo se clasifica el primero de grupo y seguramente en el vestuario galés están echando cuentas: ayer pasaron por encima de Moldavia, calculan que pueden ser mejores que Georgia; en buen estado de forma, son superiores a Austria y se van tener que jugar el primer puesto, el que da el pase directo al Mundial de Rusia con Serbia e Irlanda, que se enfrentaron ayer y empataron a dos.

Bale es su líder indiscutible. «No puedo atar a un futbolista como él», seguía Coleman. «Sin el balón, Gareth ocupa su posición. Con el balón, que juegue». El técnico siempre ha reconocido la suerte que tiene de contar con un jugador de tanto talento. Bale luce en Gales una personalidad que por fin ha trasladado a Madrid. Cuando empezó en España tenía la misma clase de ahora, pero parecía más introvertido o por lo menos, demostraba pocas ganas de liderar. Con Cristiano como compañero y en un vestuario donde el «jefe» es Sergio Ramos, Gareth puede permitirse el lujo de pasar más inadvertido. Con su selección, no. Junto con Ramsey, que ayer no jugó, Bale es el líder, por carácter y por juego. En 63 partidos con su selección ha marcado, contando los dos de ayer, 24 tantos y ha dado 11 asistencias. Está a cuatro pases de igualar a Ian Rush, el máximo goleador histórico de su país. Va a ser complicado que no supere la marca en breve. «Comienzo perfecto», escribía Bale después del choque en Twitter. «Impresionado por mis compañeros. Nos vemos el próximo mes», avisaba a los rivales.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs