• 1

Grand Massif, un dominio lleno de contrastes

Grand Massif es el quinto mayor dominio esquiable de Francia con 265 km de pistas.

En el corazón de los Alpes, en la Alta Saboya y frente al Mont Blanc, a medio camino entre Chamonix y Ginebra, Grand Massif acoge a los entusiastas de los deportes de invierno en un área de esquí de carácter y contrastes.

Un dominio para todos los públicos donde cada una de las estaciones, Flaine, Les Carroz, Morillon y Samoëns cuenta con una personalidad diferenciada.

  • La estación de Les Carroz
    La estación de Les Carroz
Madrid.

Tiempo de lectura más de 10 min.

18 de enero de 2018. 11:23h

Comentada
Ski Paradise.  Madrid. 18/1/2018

Nuestro viaje continúa y nuestro próximo destino es Grand Massif, dominio formado por 5 estaciones con un total de 265 km esquiables. Durante nuestra estancia nos alojaremos en cuatro de ellas Les Carroz, Flaine, Samoëns y Sixt-Fer-à-Cheval.

Les Carroz es un pequeño pueblo de esquí situado en el corazón de la Alta Saboya a 1140 metros de altitud que disfruta de una gran zona de esquí: el Grand Massif.

Situado a 1,600 metros Flaine ofrece una impresionante vista del Mont-Blanc. El complejo, que abrió en 1969, tiene varios edificios en la lista en la lista de monumentos históricos franceses.

Samoens, Morillon y Sixt están situadas en el corazón del valle de Giffre. Estas tres estaciones ofrecen la experiencia de un auténtico pueblo de montaña.

Grand Massif Domaines Skiables (GMDS) compañía subsidiaria de la La Compagnie des Alpes opera cuatro de las cinco estaciones de esquí que comprenden el dominio esquiable del Grand Massif: Flaine, Samoëns, Morillon y Sixt. Entre las cuatro generaron unas ventas de 36,7 millones de euros durante la temporada 2015-2016. El número de días de esquí fue de 1,3 millones.

Les Carroz, ambiente familiar
La primera parada es Les Carroz, un bello y tranquilo pueblo situado en una gran meseta soleada, a los pies del dominio esquiable. La localidad pionera en la práctica de deportes de invierno, ha conservado su carácter tradicional con un conjunto compuesto de acogedores chalets. Es un pueblo con un perfil familiar y se nota en el ambiente.

Nos alojamos en los Apartamentos CGH Les Chalets de Léana, un complejo turístico inaugurado la temporada pasada, moderno y muy confortable en el centro del pueblo. Allí nos espera nuestro contacto Marie Arfuso responsable de Comunicación de Les Carroz, con la que charlamos y visitamos el pueblo mientras continúa nevando. Es hora de cenar en Francia (son las 19,30 horas) y visitamos el restaurante Le Refuge, donde degustamos una Fondue de carne acompañada de un vino de Saboya.

El esquí en Les Carroz
Al día siguiente nos preparamos para nuestro primer día de esquí en Grand Massif, nos espera Jean Christophe, profesor de la ESF de Les Carroz, con el que vamos a recorrer la estación. La nieve no da tregua y sigue nevando, no nos podemos quejar, hay nieve por todos lados y el paisaje es de postal. Las pistas de esquí de Les Carroz se caracterizan porque todas están rodeadas de árboles, haciendo muy agradable su esquí. Son pistas sin mucha pendiente, amplias y cómodas, con multitud de caminos para interconectar con otros sectores del dominio. Se esquía entre los 1.140 m. hasta los 2.500 m., dispone de 3 pistas verdes, 14 pistas azules, 7 pistas rojas y 4 pistas negras.

Después de una buena esquiada en nieve polvo, recogemos los bártulos y nos dirigimos a nuestro siguiente destino, Flaine.

Grand Massif, un dominio lleno de contrastes

Flaine, todas las facilidades en plena montaña
Dejamos Les Carroz y comenzamos a subir la montaña por una carretera muy nevada, la tranquilidad de conducir un coche tracción a las cuatro ruedas con neumáticos de invierno no tiene precio. Estamos cerca de nuestro siguiente destino, Flaine, un lugar que te llama la atención cuando te aproximas a él por la presencia de grandes edificios que albergan apartamentos y hoteles construidos en hormigón en el corazón de un hermoso circo natural.

Después de acomodarnos en el Hotel Terminal Neige – Totem realizamos una visita a Flaine acompañados de Alexandra Savary, responsable de promoción, comunicación y relaciones con la prensa de la Oficina de Turismo de Flaine.

El extraordinario panorama aun sorprende más al contemplar el conjunto de esculturas monumentales o una impresionante vista del macizo del Mont Blanc. Flaine es, gracias a esta particularidad, un resort mítico en la región.

El sitio de Flaine fue descubierto en 1959 por el geofísico Éric Boissonnas y el arquitecto suizo Gérard Chervaz, mientras realizaban esquí de travesía en busca del lugar perfecto para llevar a cabo su sueño de construir una estación de esquí que fuera un ejemplo de urbanismo, arquitectura y diseño contemporáneo, y en el que los criterios de rentabilidad estarían sometidos a criterios estéticos y de respeto al medio ambiente.

Para su diseño, Eric y Sylvie Boissonnas recurren al maestro de Bauhaus Marcel Breuer. Nacido en Hungria en 1902, Breuer estudió en la Bauhaus de Weimar, Alemania, en la época en que Walter Gropius dirigía esta escuela de diseño y arte donde catalizaron las ideas estéticas más importantes del movimiento moderno. Breuer se hizo cargo más tarde del taller de muebles de la Bauhaus hasta 1928. Breuer fue uno de los principales maestros del Movimiento Moderno que mostró un gran interés por la construcción modular y las formas sencillas. Entre sus obras destacan el Palacio de la UNESCO en París, el Museo Whitney de Arte Americano de Nueva York, o la silla Wassily.

Desde su concepción, Eric Boissonnas y Marcel Breuer buscaron el respeto a la naturaleza y al entorno. Tuvieron cuidado de reducir el impacto ambiental e integrar el complejo en la montaña que lo alberga.

Flaine ofrece un curso excepcional de arte y arquitectura, legado por sus creadores Éric y Sylvie Boissonnas.

El Hotel "Le Flaine", emblema de Flaine con su terraza solarium con vistas a un acantilado, así como el edificio "Betelgeuse", los primeros edificios inaugurados en Flaine en 1969, fueron clasificados en el Inventario Complementario de Monumentos Históricos en 1991.

La Capilla Ecuménica ha sido clasificada como Monumento Histórico desde diciembre de 2014.

El Flaine histórico de Marcel Breuer recibió el sello "Patrimonio arquitectónico del siglo XX", otorgado por el Ministerio de Cultura en 2008.

La estación ofrece un monumental parque de esculturas, entre las que destacan el "boqueteau des 7 arbres" de Dubuffet (9,20 m de altura), la "Cabeza de Femme" de Picasso (12 m de altura) y "Trois Hexagones" de Vasarely (5,30 m de altura).

Flaine cuenta con un auditorio de 500 plazas y un centro cultural en el que se realizan continuas exposiciones de arte contemporáneo. Los amantes de la arquitectura y la fotografía también encontrarán una colección de fotografías de la arquitectura de la estación en las galerías de la zona baja de la estación. El auditorio alberga una fuente de Pol Bury.

Flaine es hoy la única estación de esquí de la década de 1960 incluida en el inventario complementario de monumentos históricos en Francia.

Grand Massif, un dominio lleno de contrastes

La estación fue concebida al completo: edificios, galerías, calefacción...Es un ejemplo de la aplicación del concepto de luces y sombras; las fachadas de los edificios están moldeadas como las caras de un diamante; la disposición y forma de los edificios está diseñado para que supongan una continuación de las líneas naturales de la montaña, en armonía con la naturaleza.

Para diseñar la estación de esquí contaron con la ayuda de Emille Allais, un campeón francés de esquí.

Su diseño es funcional y básicamente pensado para familias con Hotel Clubs, un término medio entre Hotel y Apartamento, con restaurantes, animación, etc. En el resort no se puede circular con coche salvo para cargar y descargar, los parking están fuera del complejo.

Grand Massif, un dominio lleno de contrastes

Esquí y cultura, en plena estación te encuentras la obra “Tête de Femme” de Pablo Picasso

El arte moderno puede sorprender, incluso perturbar, pero definitivamente no te dejará indiferente. Flaine es un modelo de resort irrepetible.

Grand Massif, un dominio lleno de contrastes

Escultura de Jean Dubuffet “La Boqueteau des 7 arbres”

El esquí en Flaine
Situado en un valle bastante cerrado con la mayoría de pistas orientadas al norte y muy frecuentada por las depresiones continentales, ofrece unas magníficas condiciones de nieve durante toda la temporada.

Grand Massif, un dominio lleno de contrastes

Flaine tiene una altitud comprendida entre los 1.600 metros y los 2.500 metros. Esta estación de esquí ha sido la primera en tener un telesilla de alta velocidad para ocho personas y también en tener los primeros cañones de nieve en Europa.

La estación tiene 141 km esquiables, desglosado en 51 pistas: 8 verdes, 26 azules, 25 rojas y 5 negras.

La pista más larga del dominio se llama la "La Cascade", es de color azul y tiene 14 kilómetros de longitud. Flaine tiene opciones para todos, si eres debutante, en la misma base de la estación un telesilla de dos y una amplia pista verde para coger confianza sobre la nieve. Nivel medio, pistas largas, anchas y bien pisadas aguardan a los esquiadores con un nivel medio, estas pistas básicamente en la zona más soleada de la estación, el Col de Plate, ofrecen unas bajadas con magníficas vistas. Para los que les gusten las pistas largas existe la pista La Cascade, que baja desde 2,474 metros hasta los 700 metros de Sixt fer a Cheval, un placer al alcance de todos los públicos. Para los que tienen nivel alto, no os vais a aburrir, buena nieve, pendientes y variedad, son muy recomendables los descensos de las partes altas de la estación hasta la base, 800 metros de desnivel por pistas rojas. Esto se puede hacer tanto desde Col de Plate como de Les Grandes Platieres o de la Tete des Lindars.

Si lo tuyo es el fuera pista, te están esperando hectáreas de nieve polvo, pero siempre os recomendamos ir acompañados de un guía de la estación.

Samoëns, las siete montañas
Nuestro viaje continúa y la siguiente parada es Samoëns, un precioso pueblo que ha sabido conservar el ambiente típico regional, casas antiguas con enormes piedras naturales que hacen un guiño a la famosa cantería de Samoëns.

El sector de Samoëns se encuentra situado en un espacio clasificado en su mayoría como reserva natural, un equilibrio perfecto entre la vida típica de la aldea y el "gran esquí" en un entorno bien conservado.

El nombre "Samoëns" se remonta al año 1167. Se deriva de una expresión medieval que significa "las siete montañas" que rodeaban la aldea: Cuidex, Vigny, Folly, Oddaz, Bostan, Chardonnière, Freterolles, La Vullie. Es por eso que a sus habitantes se les llama “septimontains“y “les septimontaines”.

En el borde del río Giffre, en el umbral de un amplio valle glacial, la localidad está ordenada alrededor de un gran árbol de tilo que dice mucho sobre su historia. ¡Plantado en 1438, todavía en plena forma, el "Gros Tilleul" alcanza hoy 9,50 m de altura!

Grand Massif, un dominio lleno de contrastes

Durante los últimos años Samoëns se ha convertido en una ubicación atractiva para la práctica de los deportes de invierno. En el año 2.003 se construyó el telecabina que unía Samoëns con el dominio esquiable de le Grand Massif lo cual supuso un impulso definitivo para el desarrollo turístico de la zona.

Grand Massif, un dominio lleno de contrastes

Las pistas de esquí de Samoëns se encuentran entre los 720 metros de la base de la estación y los 2.120 metros de altitud de su cota más alta. Sus pistas se dividen en 5 verdes, 8 azules, 7 rojas y 2 negras.

Grand Massif, un dominio lleno de contrastes

Por debajo de la cota 1.500 encontramos pistas perfectas para esquiadores con un buen nivel de esquí mientras que por encima de 1.500 metros el terreno es mucho más variado y hay posibilidades para esquiadores de cualquier nivel. Las vistas que podremos disfrutar desde la estación de esquí son preciosas y nos ofrecen un panorama del Valle de Giffre por un lado y del Col de Joux Plane por el otro. Además podremos contemplar entre otras las cimas de Tête des Saix, Grandes Platières, Dents Blanches y del Mont Blanc.

Grand Massif, un dominio lleno de contrastes

Sixt-Fer-á-Cheval, paisaje impresionante e idóneo para principiantes
Nuestra siguiente parada está muy próxima a Samöens, la localidad de Sixt-Fer-á-Cheval, sorprendente por su paisaje y entre sus tesoros, el circo de herradura, el segundo circo de montaña más grande de Francia y la cascada de Rouget o la Reina de los Alpes.

Grand Massif, un dominio lleno de contrastes

Cada uno de los pueblos del Valle es extremadamente cuidadoso con el aspecto que presentan sus cases y calles. Sirva como muestra esta preciosa decoración navideña del puente de Sixt-Fer-á-Cheval.

Grand Massif, un dominio lleno de contrastes

De 800 a 1600 m, la zona de esquí de Sixt Fer à Cheval es acogedora y de fácil acceso. Esta estación es la más pequeña del dominio y la conexión con el resto de Grand Massif es a través de ski-bus, existe proyecto de conectarla con una cabina hasta Flaine.

Sixt-Fer-á-Cheval tiene 34 km esquiables, divididos en 12 pistas, de las cuales 2 son verdes, 4 azules, 5 rojas y una negra.

Esta estación está situada en un entorno excepcional, ideal para niños y principiantes. Pero sin olvidarnos de pistas rojas y negras que también satisfarán a los esquiadores más experimentados. El 80% del territorio de Sixt está registrado como reserva natural.

Grand Massif, un dominio lleno de contrastes

Sixt-Fer-á-Cheval es idóneo para debutantes y principiantes con su zona de diversión, el Zhinzohne, especialmente dedicada a ellos.

CÓMO LLEGAR A GRAND MASSIF

En Avión, Aeropuerto de Ginebra (70km)
La estación de esquí es fácilmente accesible desde toda Francia y Europa desde el aeropuerto de Ginebra (70 km).

Las conexiones son provistas por empresas de transporte y taxis, entre Ginebra y Grand Massif durante la temporada de invierno.

En Tren/Bus​
Las estaciones de TGV más cercanas a Flaine son las de Cluses (30 km) y Ginebra (70 km).

Desde la estación de tren o el aeropuerto, la conexión a la estación de esquí de Flaine es fácil.
A continuación las coordenadas de los transfers:
- Estación de Tren de Cluses: www.altibus.com
Varias conexiones por día en invierno y verano - ver los horarios
Se requiere reserva con 24 horas de anticipación.
- Aeropuerto y estación de tren de Ginebra
Varias conexiones diarias en invierno - Reservas con compañías de taxis y compañías de transporte.

Bus gratuito. Todos los sábados desde Annecy y Annemasse desde el 23 de diciembre de 2017 hasta el 20 de abril de 2018.El transporte es gratis, pero se requiere reserva a través de este formulario en línea.

En coche​
Siga la autopista A40 dirección Ginebra/Chamonix, tome la salida n ° 19: Cluses Centro

La dirección de Flaine se indica desde este punto: tome a la derecha la N205 (dirección Sallanches) en 2 km, luego gire a la izquierda en la rotonda (D106 en dirección a Flaine / Les Carroz).

Llegado a esta intersección, se encuentra a poco más de 30 minutos de Flaine.

Información de carreteras: Condiciones de la carretera Alta Saboya: +33 (0) 4 50 33 20 74 - www.inforoute74.fr

Acceso a Flaine. A 35 min de la autopista blanca A40 / salida Cluses centro. A 1 hora del Aeropuerto Internacional de Ginebra, Suiza. A 15 min de la estación de Carroz

Acceso a Carroz. A 15 minutos de la autopista blanca A40 / salida Cluses centro. A 45 minutos del Aeropuerto Internacional de Ginebra, Suiza. 2 horas desde Lyon por la autopista. A 15 km de la estación TGV de Cluses.

​Acceso a Morillon. A 20 minutos de la autopista blanca A40 / salida 19 Cluses centro. A 50 minutos del Aeropuerto Internacional de Ginebra, Suiza. 14 km de la estación TGV Cluses - Servicio de traslado con buses.

​Acceso a Samöens. A 25 minutos de la autopista blanca A40 / salida 19 Cluses centro. 55 minutos del Aeropuerto Internacional de Ginebra, Suiza. A 19 km de la estación de TGV Cluses. Servicio de traslado con buses.

​Acceso a Sixt. 10 minutos de Samoens. A 30 minutos de la autopista blanca A40 / salida 19 Cluses center. 1h10 desde el Aeropuerto Internacional de Ginebra, Suiza.

SKIBUS: Los autobuses son gratuitos entre los diferentes pueblos del Gran Macizo.

Para moverse rápidamente de un pueblo a otro, para ir desde su lugar de estancia hasta el pie de las laderas o para regresar a Samöens al final de la magnífica pista de 14 km de las Cascadas.

Estacionamiento y tráfico

Para tu comodidad y seguridad, el centro de Flaine está reservado para peatones. El estacionamiento está disponible en la entrada de cada nivel del complejo. Cuando llegues o salgas, tiene la opción de conducir libremente en la estación para cargar o descargar tu vehículo durante 1h30 o entre 19h y 3h30. Servicio de transporte gratuito durante todo el día entre el centro, la aldea de Flaine y el sitio del Col de Pierre Carrée (zona de esquí de fondo y raquetas de nieve).

¿CÓMO RESERVAR?

Directamente en su página web hiver.grand-massif.com

Agradecimientos: Oficinas de turismo de Les Carroz, Flaine, Samöens y Sixt.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs