MENÚ
martes 25 septiembre 2018
07:41
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Puños fuera: Escandaloso arbitraje en el Clásico

  • Puños fuera: Escandaloso arbitraje en el Clásico

Tiempo de lectura 2 min.

07 de mayo de 2018. 05:31h

Comentada
Paco Buyo.  7/5/2018

ETIQUETAS

Entramos en las últimas jornadas con casi todo decidido, incluido el campeón, un Barça que sin duda ha sido el equipo más regular. Así que el partido del Camp Nou tenía menos trascendencia clasificatoria que en otra ocasiones. Pero no dejaba de ser un Clásico entre los dos grandes enemigos y con el orgullo en juego y algún otro detalle: en el caso del Barça acabar la Liga sin perder un partido y sobra decir que en el del Madrid todo lo contrario, amén de demostrar que de no ser por los malos principios ligueros y la sancion de Cristiano quizá otro gallo hubiese cantado.

¡Vaya árbitro!

Así que, ¿quién dijo que un Clásico no tiene morbo? Caray. Pues vaya primer tiempo en juego y agresividad. Empezó mandando diez minutos el equipo azulgrana, pero este Madrid no se amilana con nada. Encajó un gol de Suárez que a otro equipo le hubiese hecho batirse en retirada (y más con lo que se juega en Kiev), pero en nuestro ADN no aparece eso. Así que se repuso, empató con el de siempre, Cristiano, que logró el gol 400 del Madrid al Barcelona y jugándose la pierna además ante la entrada de Piqué. El equipo de Zizou se creció y empezó a mandar totalmente en el encuentro. Y los dos equipos empezaron a calentarse más allá del balón, con polémicas arbitrales, más madera con la expulsión de Sergi Roberto, el gol ilegal de Messi, el penalti a Marcelo y Zizou reservando (bien) a Cristiano. Pero vaya escándalo de arbitraje.

Agrandar la leyenda

El Madrid jugó el segundo tiempo con uno más, pero Messi puso el 2-1 y Bale, que estuvo bien, empató. Aunque más allá o más acá del resultado, los madridistas estamos pensando en Kiev para seguir agrandando la leyenda y conquistar la «Orejona» por tercera vez consecutiva. Que así sea... en Kiev.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs