MENÚ
lunes 19 agosto 2019
10:08
Actualizado

El comentado gesto de Messi, que se negó a aplaudir los cánticos en favor de los presos políticos

Messi llevaba varios días alejado de los focos. Lo de Anfield le dejó tocado. Sin embargo, ayer reapareció para recibir la Creu de Sant Jordi y su comportamiento no dejó indiferente a nadie

  • El comentado gesto de Messi, que se negó a aplaudir los cánticos en favor de los presos políticos

Tiempo de lectura 2 min.

17 de mayo de 2019. 13:23h

Comentada
Paco Rodríguez 17/5/2019

Leo Messi ha pasado varios días alejado de los focos. La debacle de Anfield le ha afectado mucho. Era su principal objetivo para esta campaña, tal y como dijo el pasado verano en el césped del Camp Nou a los aficionandis blaugranas. Durante el partido del fin de semana ante el Getafe se le vio apagado, con la mirada perdida, menos participativo que en otras ocasiones. De hecho, fue el primer jugador en abandonar el campo tras finalizar el encuentro. Ni se despidió de la afición. Hace unos días prefirió no acudir a la gala de los 90 años la Liga, en la que fue galardonado en varias categorías.

Pero Messi se dedica sólo a lo que mejor sabe hacer. Siempre ha preferido mantenerse lejos de la política, todo lo contrario a lo que hacen otros compañeros como Gerard Piqué. Messi decidió reaparecer ante los medios y ante las cámaras. La ocasión lo merecía. Así, aceptó la invitación del presidente de la Generalitat, Quim Torra, para acudir al acto en el que se le concedería al futbolista la Creu de Sant Jordi, la mayor distinción de la Generalitat como "mejor jugador de todos los tiempos".

El Gobierno catalán ha reconocido los valores de “humildad y honestidad” del astro argentino y ha premiado su aportación al futuro mayor centro de oncología pediátrica de Europa, el Pediatric Cancer Center. la Creu de Sant Jordi destaca la capacidad profesional de Messi, así como los valores de “aprendizaje, creatividad, sentido de equipo y respeto” que siempre ha demostrado dentro y fuera del campo. Messi es el segundo futbolista después del holandés Johnn Cruyff, que cambió la historia del FC Barcelona como jugador y después como entrenador.

Precisamente ayer, Messi volvió a hacer una vez más gala de estos valores. El acto fue aprovechado, una vez más, por Torra para hacer una llamamiento a los catalanes para que logren la independencia y se ponga en libertado a los políticos presos y no como se encargan de decir una y otra vez desde Cataluña, presos políticos.

Tras las palabras de Torra, todo el auditorio Fòrum del CCIB de Barcelona, comenzó a aplaudir, entre ellos Leo Messi. Sin embargo, cuando comenzaron a corear "libertad, presos políticos", a la estrella de Rosario le cambió el gesto y volvió a dar ejemplo. Mientras todos seguían aplaudiendo, Messi dejó de hacerlo. Juntó sus manos y esperó a que terminaran jugando con su anillo de boda. Leo volvió a dar ejemplo de que fútbol y política no tienen nada que ver y que mezclarlos, como ha hecho su club y algunos de sus jugadores durante los últimos años sólo puede generar más división.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs