MENÚ
martes 22 octubre 2019
15:22
Actualizado

El futuro de Zidane en el Real Madrid

  • Zidane, tras el partido contra el PSG
    Zidane, tras el partido contra el PSG /

    BENOIT TESSIER / REUTERS FOTOS

Tiempo de lectura 2 min.

19 de septiembre de 2019. 10:25h

Comentada
José Aguado 19/9/2019

El primer partido de la Champions contra el PSG pone en entredicho la labor de Zidane en el banquillo del Real Madrid como no había pasado casi nunca en Europa. Es el hombre de las Champions y la dura derrota en París abre muchos interrogantes.

El futuro próximo del Real Madrid. Poco margen de maniobra tiene el conjunto blanco porque apenas tiene tiempo de reacción y llegan quince días complicadísimos. La siguiente salida es el Sánchez Pizjuán, un estadio maldito en el que espera el líder de La Liga y como el calendario es un guionista macabro, entrena Julen Lopetegui, despedido la temporada pasada. Luego, en la jornada entre semana el Real Madrid recibe a Osasuna y el sábado siguiente, al Wanda.

¿Días decisivos? Es pronto para utilizar esa palabra. Y más porque el siguiente partido de Champions, el uno de octubre es contra el Brujas en casa. Es decir, que el Real Madrid va a enderezar su situación en la Copa de Europa y se va a clasificar para la siguiente ronda de octavos sin complicaciones. Y pase lo que pase en Liga, aún es pronto para marcar. Pero sí es verdad que salir airoso de estas dos salidas pondría al Madrid con otra perspectiva de futuro.

¿Está en peligro Zidane? Nadie en el club blanco se hace esa pregunta acerca del futuro del entrenador. No hay ningún plan de salida del técnico y se confía en su capacidad para reaccionar en momentos complicados. No se piensa en un Real Madrid sin Zizou.

Los cambios que no llegan. Pero si es cierto que no se entienden algunas decisiones tanto en el mercado como ahora y que se espera que el el entrenador francés fuese un revulsivo que no ha sido. Se confió en él para enderezar el rumbo del equipo y él prometió cambios, que de ninguna manera han terminado de llegar. El equipo, en París, tiene el mismo aire perdido que al final de la temporada pasada.

¿Por qué no hay intensidad? Una de las explicaciones que se manejó en Real Madrid la temporada pasada fue el cansancio psicológico de los futbolistas, que tanto estrés durante tres temporadas seguidas les había pasado factura. Se pensaba que este año, tras el bajón del pasado, iban a cambiar las cosas y la actitud en el campo, pero todavía no se ha visto.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs