MENÚ
lunes 21 mayo 2018
03:43
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

A Le Mans para ganar

Fernando Alonso correrá las 24 Horas con Toyota, el gran favorito de la próxima edición

  • Fernando Alonso
    Fernando Alonso

Tiempo de lectura 2 min.

31 de enero de 2018. 00:39h

Comentada
Fran Castro Madrid. 30/1/2018

Era un secreto a voces, pero ayer lo confirmó el tercero en discordia, es decir, McLaren. La escudería de Fernando Alonso en F-1 anunció que su piloto compaginará su actividad en la categoría reina con el campeonato del mundo de Resistencia, un certamen que incluye en su calendario las 24 horas de Le Mans (16 de junio). El asturiano formará parte de la estructura de Toyota en 2018 junto a pilotos del nivel de Sebastian Buemi y Kazuki Nakajima. Parte como favorito y no habrá excusas. Lo hace en el mejor sitio posible. Será una terna formada por pilotos que han estado en la F-1 y en el caso de sus compañeros, con mucha experiencia ya en este campeonato y con el coche. Tanta experiencia como mala suerte, porque en 2016 ambos vieron cómo perdían la carrera cuando a falta de una vuelta, y después de 24 horas de competición, el coche sufrió un fallo mecánico que dejó en bandeja el triunfo a Porsche.

Alonso se une así al selecto club de pilotos capaces de disputar varias especialidades a la vez, algo que se ha convertido en una rareza debido al alto grado de exigencia de todas las disciplinas. Este año participará en 25 carreras, 21 de F-1 y 4 del WEC (Campeonato de Resistencia). Su calendario es de locos con un final de campaña que incluye en sólo cinco semanas desplazamientos a Japón, Estados Unidos, México, Brasil, China y Abu Dabi.

Sólo hay un precedente similar al de Alonso recientemente. El piloto americano Eddie Cheever disputó en 1988 estos dos mismos campeonatos: la F-1 y el que por entonces se denominaba Mundial de Sport Prototipos. En el primero lo hacía con la escudería Arrows y en el segundo, con Jaguar. Era un buen piloto, de mitad de parrilla, pero sólo logró ganar unas cuantas carreras en Resistencia y ninguna en la F-1. Luego regresó a Estados Unidos y ganó las 500 Millas de Indianapolis.

Toyota lleva varios años intentando ganar en Le Mans y en 2018 es su gran oportunidad, ya que sus grandes rivales en esta categoría, Audi y Porsche, abandonaron el certamen a finales del pasado año. El principal enemigo de Alonso será el otro coche de Toyota porque se espera la llegada de nuevos equipos privados a la clase LMP1 (donde militará el asturiano), pero es impensable que puedan estar al nivel de los japoneses a menos que se den circunstancias extrañas como en 2017, cuando un coche de clase inferior (LMP2) del equipo del actor Jackie Chan estuvo a punto de imponerse a los alemanes de Porsche.

Ahora la pregunta es, ¿puede Alonso a sus 36 años afrontar una temporada así? ¿Corre demasiados riesgos? Él está convencido de que sí y además luchará por estar muy arriba.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs