Deportes

Antonio Lobato y la fiesta con un piloto de F1 “absolutamente mamado”

El narrador de los éxitos de Fernando Alonso desveló algunos de los secretos mejor guardados de los pilotos

Kimi Raikkonen, con Alfa Romeo
Kimi Raikkonen, con Alfa RomeoAFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Antonio Lobato, el narrador de la F1 y amigo de Fernando Alonso tiene mil historias que contar por su larga carrera en el periodismo deportivo y la televisión. Se ha convertido en la cara de la F1 en nuestra país por narrar con pasión los mejores años de Fernando Alonso. Por eso estuvo con Broncano en La Resistencia de Movistar y contó algunos detalles muy curiosos de su carrera.

En la Fórmula 1 hay muchas historias detrás de las carreras que se ven en televisión y una de ellas son las fiestas una vez que ha terminado el Gran Premio. “Me lo he encontrado en dos fiestas. En la primera, yo estaba con el equipo de la televisión en la que trabajaba y fue una fiesta en un barco después de un Gran Premio de Hungría”, contaba Lobato. Iba a entrar cuando vio que alguien se marchaba. “Era Kimi Raikkonen moviéndose de lado a lado, con el sello este te ponen en las discotecas. Él lo tenía en la frente y era divertido porque todo el equipo de la tele nos hicimos fotos con él y él estaba absolutamente mamado”. Fue una larga noche para uno de los pilotos más reconocidos del circuito:“El día después no se pudo ir de Hungría porque había perdido la cartera y el pasaporte y no se cuántos dólares”

Lobata ha reconocido que a Kimi le gustaban las fiestas. En otra, le vio “tumbado boca arriba en una barra de un bar y unos tíos llenándole la boca de bebidas espirituosas y le agitaban la cabeza y él bebía”. Según el periodista no es al único piloto que ha visto pasárselo tan bien después de una competición.

Además, Lobato ha contado los entresijos de los Premios Príncipe de Asturias del Deporte: “Cuando llegas no propones ningún candidato, sino que te dan todas las candidaturas y tú eliges. Una vez estaba Michael Jordan y dije, ‘pues Michael Jordan’, porque es un deportista de la leche, tiene historias sociales, es ejemplo para la juventud... Entonces recuerdo que... A ver, tú cuando llegas y eres jurado, hay como una especie de campaña, como una cierta influencia, para que votes en consonancia con lo que creen que sería bueno para los premios”, ha contado.

Se quiere, según Lobato, inclinar la balanza hacia un lado. “Te dicen, ‘la Casa Real vería con buenos ojos...’. Y me dijeron que sería muy bueno que el Real Madrid se llevara el premio”,

Pero él no cedió: “Si en la primera votación hablabas en contra de lo que estaba recomendado, en la comida que había continuación te sentaban en un sitio específico para intentar que cambiaras de opinión”,

No le convencieron. “Yo insistí con Michael Jordan hasta el final, pero ganó la selección brasileña de fútbol porque al Real Madrid nos lo cargamos en la primera votación. A ver, yo soy del Atlético, qué quieres”.

Además, Broncano le preguntó si queria saludar a alguien ya que estaba en el programa y después de pensárselo, Lobato saludó al profesor de 3 de BUP que le aseguró en la pizarra, delante de sus compañeros que no sabía nada y que no iba a ser nada en la vida.