MENÚ
martes 22 octubre 2019
18:07
Actualizado

Francia resucita para ganar el bronce a Australia

Después de ir 15 puntos abajo, la reacción en el tercer cuarto permitió a los galos reeditar el bronce de 2014

  • Batum cambió el partido en el tercer cuarto y Francia terminó llevándose el bronce
    Batum cambió el partido en el tercer cuarto y Francia terminó llevándose el bronce /

    EFE

Tiempo de lectura 2 min.

15 de septiembre de 2019. 10:19h

Comentada
Mariano Ruiz Díez 15/9/2019

ETIQUETAS

Cinco años después Francia continúa en el tercer lugar del podio mundialista. Del bronce de España 2014 al bronce de China 2019. Los galos lograron ante Australia (67-59) la segunda medalla de su historia y lo hicieron sobreponiéndose a dos primeros cuartos dramáticos. Apareció Batum por primera vez en el campeonato, el que fuera precisamente el jugador clave hace cinco años en aquel partido ante Lituania con 27 puntos, para liderar la reacción francesa. Y luego llegaron los secundarios para echar una mano a De Colo. El escolta fue determinante, pero también dos jugadores de banquillo como Albicy y Pourier.

Francia vivió más de medio partido una pesadilla. En el primer cuarto un triple de De Colo disimuló el desastre. Los galos llevaban sólo ocho puntos, pero la crisis se acentuó. Es como si el equipo de Collet ya se hubiera colgado la medalla con la victoria en cuartos ante Estados Unidos. En el segundo periodo sólo sumaron otros diez puntos. Saliendo a punto por minuto, Australia se fue al descanso mandando (21-30) gracias a Ingles. El alero se puso el traje de Mills y con 15 puntos en el parón lideró a los "aussies".

Con Francia desangrándose apareció Batum. Su campeonato, como el de ilustres, estaba siendo ridículo. Hasta el tercer cuarto ante Australia. Batum cambió el partido haciendo de todo. Fue mucho más que una simple racha anotadora. Fue básico defendiendo, reboteando, pasando el balón. Un parcial de 15-6 puso a Francia en la senda correcta. La aparición de Poirier por dentro, en lugar de un desaparecido Gobert, fue el complemento perfecto para el capitán. En un cuarto, Francia anotó lo mismo que en los 20 minutos anteriores, 21 puntos. La ausencia de Mills dejó huérfana Australia. Cuando la estrella de los "boomers" volvió ya era demasiado tarde. De Colo era la nueva referencia de Francia y los galos volvieron a abandonar la Copa del Mundo instalados en el podio.

67. Francia (11+10+21+25): Ntilikina (2), Fournier (16), Batum (9), M'Baye (0) y Gobert (2) -quinteto titular- Albicy (9), De Colo (19), Labeyrie (2), Poirier (8) y Toupane (0).

59. Australia (16+14+16+13): Mills (15), Dellavedova (4), Ingles (17), Kay (9) y Bogut (5) -quinteto titular- Goulding (0), Baynes (5), Landale (4) y Creek (0).

Árbitros: Vázquez (Pur), Zurapovic (Bos) y Pascual (Fil). Sin eliminados.

Incidencias: 9.000 espectadores en el Wukesong Sport Center. Partido correspondiente a la lucha por el tercer y cuarto puesto.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs