Deportes

Los preocupantes números de Koeman contra los “grandes”

Desde que llegó al banquillo del Camp Nou, el técnico neerlandés no ha ganado en Liga a sus grandes rivales, Atlético y Real Madrid

Koeman, en la conferencia de prensa previa al Clásico contra el Real Madrid
Koeman, en la conferencia de prensa previa al Clásico contra el Real Madrid FOTO: Enric Fontcuberta EFE

«No tengo miedo», asegura Koeman antes del Clásico. El entrenador se muestra muy seguro de lo que tiene que hacer su equipo para ganar al Real Madrid: «Tener personalidad con la pelota y equilibrio defensivo cuando la perdamos. Tener profundidad y efectividad». Pero lo complicado es llevarlo a cabo. Pese a los dos triunfos consecutivos previos al Clásico, ante Valencia y Dinamo (la primera vez que encadena una racha así en lo que va de curso), la segunda parte de la Champions dejó un ambiente enrarecido: después de que fallara la eficacia durante una hora, empezó a fallar todo y el equipo azulgrana sufrió con un rival demasiado temeroso. El Madrid no va a tener esas dudas y, mientras, la afición sigue sin tenerlas todas consigo con este Barça. «No sé si la gente tiene esta desconfianza; nosotros, no, porque sabemos lo que tenemos y lo que podemos hacer, y hay que demostrarlo. En los Clásicos no hay favoritos», opina Koeman. «Será mi primer Clásico con público», añade, con la esperanza de que eso sea un punto a favor.

Hasta ahora, la cruz principal del entrenador neerlandés ha sido contra los equipos «grandes». El curso pasado perdió los dos Clásicos (1-3 en el Camp Nou y 2-1 en Madrid), y sólo pudo sacar un empate (0-0) contra el Atlético en el Camp Nou. En el Metropolitano cayó 1-0, y esta temporada, 2-0. En la Champions sucede algo parecido: su gran triunfo fue contra la Juve en Turín, con un 0-2 manchado en la vuelta en el Camp Nou: 0-3 que le costó quedar segundo de grupo. Eso le mandó a medirse en octavos con el PSG y el 1-4 de Barcelona lo dejó resuelto. Recientemente, contra el Bayern, pasó lo que pasó: otro repaso.

No le sale al Barça contra los equipos poderosos y, aunque este Clásico «no es decisivo, porque queda mucha temporada», sí puede ser el principio de algo. Laporta, por cierto, volvió a ratificar al técnico y éste respondió: «Para mí no hace falta que salga todos los días a decir que sigo. Me siento respaldado por el presidente y el club, pero sé que todo depende de los resultados».