Fútbol

El Clásico: La asignatura pendiente de Pedri

El canario disputará su quinto partido contra el Real Madrid

Pedri, durante un partido con el Barcelona
Pedri, durante un partido con el Barcelona FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Pedri se dejó la vida en el partido de la Champions contra el Inter, pero también él terminó presa del caos, intentando entrar a trompicones por el muro que plantó el equipo italiano, un imposible. Acabó el duelo con dos remates a puerta. Le tocó jugar más cerca del área y pese a que fue de los mejores del Barcelona, no funcionó ubicarlo ahí. Xavi busca que el canario a veces sea más organizador, más alejado del área, y otras que esté más cerca del gol. «Yo mientras esté en el campo...», dice el jugador. «La verdad es que cuanto más arriba, mucho mejor, cuanto más pegado esté al delantero, mucho mejor. Pero estoy para ayudar a lo que me diga el míster», añade. En esa posición que más le gusta tiene que mejorar los números «gordos», los que llaman la atención: los goles y las asistencias. «A veces la asistencia la da el lateral, pero la jugada se genera por una apertura rápida», explica Xavi, que también reconoce: «Para los interiores es importante llegar al área y ser decisivos. A Pedri le decimos que sea trascendente, es importante que los interiores sumen en goles y asistencias».

La trascendencia de Pedri en este Barcelona es incuestionable, lo mismo que en la selección. Apenas unos entrenamientos con Koeman, que no lo conocía, fueron suficientes para convertirlo en titular, pese a su edad; y Luis Enrique ha confiado en él desde el primer momento en el centro del campo de España, lo mismo que Xavi. El mejor momento del Barça del curso pasado coincidió con los meses en los que el canario estuvo sano, de enero a abril. Después el equipo se cayó junto con él, que se volvió a lesionar. Pero en esos números «gordos» se le sigue echando en falta. «El míster siempre nos dice que lleguemos al área. El gol no es solo del delantero, el resto tenemos que aportar con pases y marcando, con llegadas al área. Es lo que nos pide», explica el centrocampista. «Siempre he dicho que es una asignatura pendiente que tengo: llegar más al área y hacer goles, porque cualquier rebote o lo que sea te puede caer y le das un gol al equipo», admite.

Esta temporada ha aportado dos dianas, ambas en LaLiga, eso sí, con una eficacia máxima porque solo se le cuentan dos remates a puerta, mientras que el resto, otros cuatro, se marcharon fuera. El año pasado llegó hasta los cinco tantos, su récord, y eso que se perdió más de la mitad por lesión. Precisamente en uno contra el Valencia, que no le contaron a él porque la pelota rebotó en Dembélé Xavi le gritó: «Te lo dije, te lo dije». Te dije que tenías que tirar más a puerta, traducido. La cifra de asistencias del canario es todavía más baja y sorprendente: la temporada pasada solo dio una y esta la cuenta sigue a cero. La conexión con Lewandowski que tanto ilusionó en el Gamper todavía no se está produciendo. Ante el Inter dio cuatro pases al polaco, y recibió dos de él.

Tampoco hay que olvidar que es un futbolista que está a punto de cumplir 20 años (el 25 de noviembre) y que tiene como compañero a otro más joven: Gavi, que llegó a la mayoría de edad en agosto y que también tiene que mejorar esas cifras importantes: esta campaña no lleva ni goles ni asistencias. La pasada, marcó dos tantos y regaló seis. «Todos sabemos la calidad de nuestro delantero, pero los goles no pueden depender solo de él», dice Pedri.