MENÚ
domingo 25 agosto 2019
19:57
Actualizado

Velázquez, la cabeza de los «ye-ye»

  • Fotografia de Manuel Velazquez, tomada el 4 de Junio de 1975.
    Fotografia de Manuel Velazquez, tomada el 4 de Junio de 1975.
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

17 de enero de 2016. 01:46h

Comentada
Madrid. 15/1/2016

Pedro de Felipe seguía recordando ayer la famosa «santiaguina» en la que don Santiago Bernabéu le hizo quedar mal antes sus compañeros por unas declaraciones. Salió entonces Manolo Velázquez: «No creo que eso sea así. Si hay una persona que ama al Real Madrid es Pedro», le dijo el fino centrocampista. Y ayer, cuando Velázquez murió a los 72 años tras una larga enfermedad, Pedro de Felipe seguía recordando cómo su amigo y compañero le defendió frente al mítico presidente, con todo lo que imponía. «Eso representa el espíritu de ese equipo», continuaba, triste, De Felipe.

Era el espíritu del equipo «ye-ye», el que ganó la sexta Copa de Europa en 1966, con Gento como veterano y una serie de jóvenes, amigos, «una familia», decía Pirri y buenos futbolistas, de los que Velázquez era el cerebro, con el 10 a la espalda. «Fantástico, sencillo, fenomenal, nunca discutía, educadísimo», seguía recordando Pirri. Él le cubría las espaldas: corría para que Velázquez dirigiese al equipo cuando le llegaba el balón. «Jugábamos Grosso, él y yo», recordaba ayer. Velázquez era el que pensaba, el que tenía le mejor cabeza para fabricar el fútbol. «El público del Bernabéu le achacaba frialdad, porque era un jugador reposado, no de ímpetu, que tenía otro tipo de fútbol. Es verdad que había periodos de tiempo en que no aparecía porque no dominábamos la pelota y había que correr. Pero para eso ya teníamos a Pirri», continuaba ayer De Felipe. Velázquez era padrino de uno de sus hijos.

Velázquez jugó en el Real Madrid entre 1965 y 1977 y ganó seis Ligas y tres Copas de España. Además, dejó el poso de su técnica, su cabeza privilegiada y esa sexta Copa de Europa, tan de época, ganada por un grupo de amigos.

Últimas noticias