Fútbol

Las cinco claves por las que el Real Madrid ha elegido a Ancelotti

El italiano tiene todas las características que buscaba el club blanco para el banquillo. Tiene muchísima experiencia y es un ganador.

Carlo Ancelotti, en su primera época en el Real Madrid
Carlo Ancelotti, en su primera época en el Real Madrid

Carlo Ancelotti vuelve al Real Madrid, donde dejó una inmejorable imagen: primero como ganador pues fue el entrenador que llevó al equipo a esa Décima inolvidable y después como imagen. Se maneja como nadie siendo la cara del club y nunca pierde los nervios. Entre todos los nombres que ha manejado el club desde que Zidane anunció que se marchaba, el italiano Ancelotti ha sido el que cumplía todos los requisitos.

Experiencia en la élite

Pocos entrenadores tiene un recorrido como Ancelotti: la Juventus, el Milán, el Chelsea, el PSG, el Real Madrid, el Bayern y luego Nápoles y ahora el Everton, donde está entrenando. No se va a asustar por el reto. A punto de cumplir 62 años es, sin duda, uno de los entrenadores más reconocidos en el mundo futbolística, tanto por su carrera como futbolistas como por su papel como entrenador.

Experiencia en el Real Madrid

Además, conoce el Real Madrid al dedillo porque pasó dos años tremendos en el vestuario blanco, porque todos los años son tremendos en ese vestuario. El primero lo cerró con un doblete de Copa y esa Champions del minuto 93 y el segundo, sin suerte, se quedó sin títulos, lo que hizo que el club buscase otro entrenador. La relación entre el club y el entrenador siguió siendo igual de buena y de ahí el regreso. No todos los técnicos son capaces de adaptarse a la idiosincracia de un club en el que un día vale como un mes y un mes, como un año. Ancelotti conoce los secretos del club y eso que tiene ganado.

Un entrenador con recursos

Ancelotti sabe adaptarse a las circunstancias y al equipo que tiene. Dice que fue en la Juve, con Zidane como jugador, donde aprendió que no se podía ser un entrenador rígido, sino que el buen técnico era el que se adaptaba a los futbolistas para sacar de ellos el máximo beneficio común. Eso es lo que ha estado haciendo en todos los clubes en los que ha estado. Los buenos van a jugar.

Un hombre dialogante

Uno de los parámetros por los que se elige entrenador es el que va de mano dura a dialogante. En una reducción algo simplista, pero efectiva, se divide a los técnicos entre los que aplican un código estrico y mandan en el vestuario por encima de los futbolistas y sin dudas; y los que tienen más manga ancha y dejan que los jugadores más importantes opinen, aunque luego sea el entrenador el que tome las decisiones. Por ejemplo, Conte sería de los primeros, también Mourinho; Zidane estaría entre los segundos, como Carlo Ancelotti. El entrenador ya demostró en su primera etapa en el Real Madrid que daba palabra a los futbolistas y que éstos sacaban su mejor cara con él en el banquillo porque agradecían la confianza que se tenía en ellos.

Trabaja con el club

Ancelotti ha demostrado que se adapta a cualquier ecosistema: desde el Milan de Berlusconi hasta el PSG millonario. En el Real Madrid también lo hizo. Es un entrenador que va a pedir los futbolistas que considera necesarios, pero que también entiende la postura del club respecto a los fichajes.