Fútbol

El mensaje definitivo de Ancelotti sobre Casemiro y su posible adiós del Real Madrid

El centrocampista brasileño está muy cerca de marcharse al Manchester United y no ha entrado en la convocatoria del partido contra el Celta

Carlos Henrique Casemiro, muy cerca de irse del Real Madrid
Carlos Henrique Casemiro, muy cerca de irse del Real Madrid FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

En las redes sociales recordaban estos días la salida de Xabi Alonso, también a finales de verano y también completamente inesperada. Casemiro se va a ir del Real Madrid después de su partidazo en la Supercopa y cuando parecía que la plantilla (a falta de que Odriozola y Mariano decidan qué hacer) estaba cerrada. Pero la vida es imprevisible y nunca sabes qué va a suceder mañana. El Manchester United vive una situación agónica y busca tablas de salvación a las que agarrarse y con las que animar a una afición que desde hace años ve cómo su equipo va a la deriva y sin héroes, pues Cristiano Ronaldo ya no lo es, a los que seguir. Casemiro les ofrece rendimiento, nombre y sensación de que pueden aspirar a los grandes futbolistas que ganan Copas de Europa. De ahí la oferta de cinco años (4 con posibilidades de uno más) a un futbolista que ya tiene 30. Y el dinero por el que se va a cerrar la operación estará en torno a los 70 millones para el Real Madrid. Ni siquiera va convocado a Vigo.

Al final es un negocio en el que más o menos ganan todos. El Manchester United porque se lleva a un futbolista que puede dar equilibrio a un equipo sin norte; el futbolista porque encuentra una oferta que le asegura un largo futuro, algo que, a partir de 2025 (cuando termina su contrato actual), el Madrid no se lo iba a ofrecer y, además, con un sueldo bastante superior al que cobra en el Bernabéu; mientras que el Madrid, aunque la noticia le pilla a trasmano, lleva años preparando el relevo de un centro del campo ya histórico, pero en el que todos los protagonistas han entrado en la treintena. Por eso se gastó el año pasado 35 millones en Camavinga y este verano invirtió 80 en Tchouameni. El club entendía que no podía quedarse parado a esperar el ocaso de los centrocampistas porque eso sería negligente. Ahora, Tchouameni, el futbolista señalado para sustituir a Casemiro, tiene que adaptarse a toda velocidad, saltándose varios pasos de adaptación. «Tiene que aprender, acostumbrarse y posicionarse mejor», decía ayer Ancelotti del centrocampista francés. «Es muy contundente en los duelos, muy fuerte en el juego aéreo, tiene buen pie y llegada a la portería rival. No voy a decirle que juegue como Casemiro, porque la llegada que él tiene tenemos que aprovecharla. Es muy joven y tiene que mejorar, pero está listo para jugar en el Real Madrid». El club blanco nunca ha esperado a nadie, pero menos en esta situación. Así que le toca.

No es fácil desprenderse de Casemiro sin que se note. El futbolista, aunque la temporada pasada no fue en la que a mejor nivel rindió, es fundamental para el aspecto defensivo del equipo. Suele ser el líder de balones cortados, de faltas que se hacen y de lo que se denomina «tackles», es decir, entradas al rival para robarle el balón. En definitiva, en un equipo con Benzema, Vinicius, Modric y Kroos, Casemiro era el que daba la agresividad para robar la pelota y frenar a los rivales. En el campo, sin Sergio Ramos, se convirtió en el líder del equipo. Su voz se oía por encima de las demás y era el primero en dar instrucciones sobre todo a Vinicius, al que indicaba cuando ir hacia delante sin mirar atrás o cuando tomar otra decisión mejor para el equipo. Sin Marcelo y ahora ya sin Casemiro, los brasileños (Vini, Rodrygo y Militao) se han quedado sin los dos referentes que les guiaron en los primeros y siempre difíciles años de los jóvenes en el Real Madrid.

Ahora Carlo Ancelotti, que confiaba mucho en el brasileño, con el que tiene una gran relación personal, debe de preparar un equipo sin él. «Quiere probar un nuevo desafío y una nueva oportunidad. El club lo entiende por lo que ha hecho aquí y por la persona que es, tenemos que respetarlo. Modric, Casemiro y Kroos han sido una combinación importante para el club y el éxito de este periodo del Real Madrid», continuaba el entrenador italiano. El famoso triángulo de las Bermudas pierde uno de los vértices y depende del entrenador conseguir que el relevo de prestaciones cuanto antes. Ancelotti medita si apuesta por Tchouameni, que sería lo más natural; si da una oportunidad a Camavinga o si, al menos en algunos partidos, juega con Kroos en ese lugar y con Fede Valverde como interior y vuelve al 4-3-3 más natural. «Dentro de la plantilla tenemos recambio. Tchouameni ha sido fichado para esta posición y de momento es uno de los mejores medios que hay en el mercado», continuó Ancelotti, que no deslizó ni una queja. «Está la opción de Kroos, que puede jugar en esta posición como hizo el segundo año que estuve aquí. También está Camavinga. Tenemos seis medios que son Modric, Kroos, Tchouameni, Camavinga, Fede Valverde y Ceballos. Con Casemiro teníamos siete y yo creo que seis es suficiente para manejar toda la temporada. Estos seis jugadores son muy, muy buenos», continuaba Ancelotti.

Sólo tenía buenas palabras para Casemiro: Cuando él tiene la voluntad de probar un nuevo desafío, tenemos que entenderlo y aceptarlo con el máximo respeto y cariño. No estamos enfadados ni tristes. Claro que cuando llevas mucho tiempo con una persona tan amable, seria y profesional no estás contento, pero prevalece el respeto por su decisión».