MENÚ
miércoles 17 julio 2019
13:18
Actualizado

Isco, ahora o nunca

Las múltiples bajas del Madrid van a dar una nueva oportunidad al centrocampista para ser titular. Hoy lo va a ser contra el Leganés en Copa y de lo que haga depende que lo sea en Liga el domingo.

  • Isco, dispuesto a controlar un balón en Valdebebas
    Isco, dispuesto a controlar un balón en Valdebebas

Tiempo de lectura 2 min.

09 de enero de 2019. 02:43h

Comentada
José Aguado Madrid. 9/1/2019

Puede que el nombre de Isco sea el más repetido en las conferencias de Prensa del Real Madrid. Hasta ahora es lo que está marcando la época de Solari en el conjunto blanco, porque dejarle en segundo plano ha sido su decisión más contundente y en la que luego más ha persistido. Está claro que ni el futbolista ni el entrenador se llevan bien personalmente y preferirían verse de lejos, pero como tienen que convivir profesionalmente, desde el club se intenta que la relación se restablezca por el bien del vestuario y de los objetivos del Madrid esta temporada. Le piden a Solari que no permita que Isco se pierda en la abulia, pero le exigen al centrocampista que dé un paso adelante y sea capaz de luchar por la titularidad, como ha hecho otras veces.

La mala suerte del conjunto blanco con las lesiones es, dentro de lo que cabe, la buena suerte de Isco, que ve cómo al entrenador argentino no le va a quedar más opción que contar con él en este mes de enero, donde se espera que el Real Madrid tenga un maratón de encuentros sin descanso. Solari se lo juega todo en estos días: hoy contra el Leganés, en Liga ante los dos conjuntos sevillanos y, si pasa la eliminatoria de Copa, frente a los rivales que vayan llegando. Ya hay dudas respecto al trabajo del argentino, que no ha conseguido cambiar la dinámica irregular del equipo. Y ahora, cuando más encuentros debe afrontar, menos jugadores tiene. Cada pocos días, la web del Madrid da un susto informando de la lesión de un futbolista.

El primero que se cayó fue Asensio, que estaba por delante de Isco en los planes del entrenador, aunque fuese suplente. Después Bale volvió a lesionarse y tras esas dos bajas pudo ver un poco de luz Isco, encontrar al fin un hueco en el equipo. Sin embargo, Solari apostó por Vinicius y éste se ganó tan bien el puesto contra la Real Sociedad que va a ser difícil sacarlo de ahí.

Se le cerraba una puerta a Isco, pero la lesión de Kroos el lunes vuelve a abrirle otra oportunidad. Está llegando un punto en que Solari va a contar con él porque no dispone de más nombres. Aún tiene la competencia con Ceballos y Valverde, que podrían jugar en la posición de Kroos. Pero el primero, después de ser mediocentro contra el Eibar, ha perdido el protagonismo que tenía este año, y al segundo aún le falta experiencia y su salida para aguantar el partido contra el Villarreal, sin éxito, no le ha ayudado. Está por ver si Brahim, en próximos choques, puede ser también rival del andaluz. «Ha estado bien en el entrenamiento y está feliz por estar en el Real Madrid. Que juegue o no dependerá del papeleo administrativo», decía ayer Solari.

Hoy, contra el Leganés, el que seguro que va a jugar es Isco y de su empeño, de lo que haga, depende que, esta vez, sea titular también el fin de semana.

Últimas noticias