MENÚ
domingo 22 septiembre 2019
14:25
Actualizado

La Argentina de Scola, rival de España en la lucha por el oro

La defensa y otra exhibición del ala-pívot de 39 años clasifican para la final a la albiceleste

  • Scola fue imparable para la defensa de Francia
    Scola fue imparable para la defensa de Francia /

    EFE

Tiempo de lectura 4 min.

13 de septiembre de 2019. 13:43h

Comentada
Mariano Ruiz Díez 13/9/2019

ETIQUETAS

España y Argentina se jugarán el domingo en Pekín el título de campeón del mundo en busca, ambos, de su segundo oro mundialista. El corazón y el baloncesto de la albiceleste pudieron con Francia, que llegaba después de superar a Estados Unidos en cuartos. Scola fue el líder de un bloque al que nadie esperaba a estas alturas del campeonato. Argentina es la revelación del torneo y llega con una herida que todavía supura. Hace 13 años, en el Mundial de Japón, el no triple de Nocioni frente a España permitió a la selección superar a Argentina en semifinales y luego proclamarse campeona del mundo. El título del que presume la albiceleste llegó en la «Prehistoria». Fue en la primera Copa del Mundo, en 1950, que se celebró precisamente en Argentina.

El equipo del «Oveja» Hernández empezó a ganarse el pase a la final desactivando a Gobert. El gigante francés, que sembró el pánico ante Estados Unidos, no fue un factor determinante. Es más, fue intrascendente y eso es gravísimo para los galos. Genera un problema irresoluble. Todo lo contrario que sucedió con Scola. El campeonato del ala-pívot, del superviviente de la Generación Dorada, está siendo memorable. Anotó 10 puntos en el primer cuarto y su actividad en pista fue como si tuviera diez años menos. Scola 20 puntos, 13 rebotes y 2 asistencias) y el corazón de Argentina, en realidad, son lo mismo. Agarrados a su líder y a una defensa de libro, los jugadores de la albiceleste convirtieron a Francia en un equipo vulgar.

Collet movió sus piezas. Recurrió a Labeyrie para frenar a Scola. Cambió la elegancia de Ntilikina por la energía de Albicy. Reclamó pronto a De Colo, pero Argentina no cedió. Campazzo siguió inyectando energía con un triple al final del segundo cuarto que marcó la pauta al regreso de los vestuarios. Ya lo dice Nocioni: «No hay ninguna selección con tres bases del nivel de Campazzo, Laprovittola y Vildoza». Pues el último fue el que impulsó el despegue del tercer cuarto. Anotó ocho puntos sin intermitencia y Argentina se fue de Francia (60-45). A Collet se le agotaban los recursos. Sacó a Poirier, inédito ante los yanquis, pero dio igual. La defensa era hiperactiva, una locura, asfixiante. ¿Aguantarían los suramericanos a esas revoluciones en el último cuarto?

Y tanto. Con el viento a favor, Argentina tiene unos manejadores de balón excelentes. La defensa no ofreció una grieta y en ataque entre Campazzo y Laprovittola se encargaron de que la bola llegase casi siempre al compañero adecuado. Y ese fue Luis Scola. Anotó 10 puntos en el último, incluyendo dos triples que enterraron definitivamente a Francia. Scola y Argentina serán el último obstáculo en la búsqueda del oro.

80. Argentina (21+18+21+20): Campazzo (12), Brussino (2), Garino (0), Scola (28) y Delia (6) -quinteto titular- Vildoza (10), Deck (13), Laprovittola (7), Fjellerup (0), Caffaro (0) y Gallizzi (2).

66. Francia (18+14+16+16): Ntilikina (16), Fournier (16), Batum (3), M'Baye (4) y Gobert (3) -quinteto titular- De Colo (11), Labeyrie (8), Albicy (3), Lessort (2), Toupane (0), Lacombe (0) y Poirier (0).

Árbitros: Anderson (EE. UU.), Zurapovic (Bos) y Vázquez (Pur). Sin eliminados.

Incidencias: 10.000 espectadores en el Wukesong Sport Center de Pekín. Segunda semifinal correspondiente a la Copa del Mundo.

Semifinales: España, 95-Australia, 88 y Argentina, 80-Francia, 66.

Final: España-Argentina (domingo, 14:00, Cuatro).

Tercer y cuarto puesto: Australia-Francia (domingo, 10:00, Cuatro).

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs