MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
08:33
Actualizado
  • 1

Ausencia de esteladas en la celebración de Marc Márquez por las calles de Cervera

El piloto catalán ha evitado mezclar su gesta deportiva con cualquier tipo de reivindicación política

  • Marc Márquez durante la celebración de su quinto título mundial de Moto GP por las calles de su localidad natal, Cervera (Lleida). EFE / Adrián Ropero.
    Marc Márquez durante la celebración de su quinto título mundial de Moto GP por las calles de su localidad natal, Cervera (Lleida). EFE / Adrián Ropero.
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

10 de noviembre de 2018. 23:54h

Comentada
José Manuel Martín,  larazon.es.  Madrid. 10/11/2018

Prefiero emplear el tiempo firmando autógrafos o dando dos besos a quien me lo pide, a que mis aficionados me vean de lejos en el balcón del ayuntamiento. No debemos mezclar temas, porque estamos celebrando una gesta deportiva. Estoy viviendo un momento muy dulce y sólo quiero hacerlo rodeado con los míos en las calles de Cervera». Así, con mucha claridad y sin perder la sonrisa, Márquez zanjó la polémica que se había generado en la previa de la tradicional fiesta que organiza en Cervera cada vez que es campeón del mundo. El viernes se supo que, por segundo año consecutivo, no saldría a saludar desde la fachada de la casa consistorial, una vez que el alcalde de la localidad se había negado a retirar la pancarta en favor de los presos independentistas que allí está.

Marc y sus patrocinadores respetaban la decisión, pero querían mantener su costumbre de no relacionar su imagen con ningún símbolo político. Durante la madrugada de ayer, la dichosa inscripción fue retirada y repuesta inmediatamente por los responsables municipales justo antes de la recepción con Márquez. Desde ese momento, la política dejó paso a Marc, que a partir de las siete de la tarde tuvo su habitual rúa por las calles de Cervera y luego las dedicatorias y cánticos en el escenario. Reconoció que si por algo gana títulos es para poder celebrarlo con sus vecinos, en uno de los días más bonitos de todos los que componen su temporada.

Es una jornada en la que Marc aprovecha para dar las gracias a todos los que han ayudado a un nuevo éxito, empezando por su equipo más cercano. Hizo un repaso de un curso que ha sido más complicado de lo que dice la clasificación de MotoGP y reconoció que las victorias de Motegi, Jerez y Aragón fueron los momentos clave para certificar una nueva corona. Después de todo el esfuerzo, pudo disfrutar en paz con los suyos.

Últimas noticias