Deportes

Tenis

La duda por resolver del caso Djokovic: ¿realmente dio positivo?

La documentación sobre la PCR en la que el tenista dio positivo el 16 de diciembre tiene un código QR que a veces dirige a una web donde el resultado es negativo, según “Der Spiegel”

Djokovic, entrenándose en las instalaciones de Melbourne Park
Djokovic, entrenándose en las instalaciones de Melbourne ParkSCOTT BARBOUR / Tennis AustraliaAgencia EFE

Novak Djokovic gana tiempo y el tiempo juega a su favor. El ministro de Inmigración, Alex Hawke, retrasa al miércoles su decisión sobre si utilizar el poder que le da la ley para requisar el visado a Djokovic, pese a la decisión del juez, por considerar que la presencia del tenista serbio en Australia es un riesgo para la salud pública. El jueves se sortea el cuadro principal del Open de Australia y mucho más allá no se puede retrasar el futuro del número uno del mundo. La situación de Nole ha cambiado de forma radical: ya no está en el hotel tan criticado en el que vivió retenido de jueves a lunes, se ha trasladado a un apartamento de lujo que comparte con su equipo. Y ya ha empezado los entrenamientos.

La decisión del juez Anthony Kelly de devolverle su visado y sus pertenencias y permitirle circular por el país es un empujón para el deportista, pero en realidad no se metió en la cuestión de fondo: si puede o no estar allí sin estar vacunado; sino que vio un error en la manera en la que las Fuerzas Fronterizas trataron a Nole en el aeropuerto y el tiempo que le dieron par recabar la documentación que justificara su exención médica. Por tanto, quedan muchos cabos sueltos y cuestiones que todavía no tienen respuesta, y más después de los acontecimientos más recientes, las posibles mentiras que había en los papeles del mejor jugador planeta.

¿Realmente dio positivo el 16 de diciembre?

Djokovic afirma en una declaración jurada ante el juez que el 16 de diciembre dio positivo en coronavirus. La documentación iba acompañada de todos los detalles: se hizo la prueba PCR a las 13:05 y siete horas después (20:19) le informaron de que estaba infectado. En la hoja donde se explica todo hay un código QR que dirige a una web con los resultados y según han publicado periodistas como Ben Rothenberg, de The New York Times ,o el medio alemán “Der Spiegel” primero llevaba a un resultado negativo y después positivo. Además, un día después de saber que tenía covid, el 17 de diciembre, estuvo en un acto público con niños y sin mascarilla, pero es que el 18 acudió también a una sesión de fotos para el diario “L’Équipe”. En la comparecencia ante los medios de la familia, al hermano de Djokovic le preguntaron si era correcto que el 16 dio positivo. “Todo el proceso fue público y todos los documentos son legales”, respondió. La contra pregunta fue que entonces por qué estaba un día después fuera de casa. “Damos por terminada la rueda de prensa”, cortó radicalmente Djorde Djokovic. Si los documentos están bien, el tenista se saltó las medidas sanitarias, pues tenía que haber estado pasando una cuarentena, obligatoria también en Serbia.

¿Más mentiras en el formulario de viaje?

Otra de las investigaciones que Novak tiene abiertas es si mintió en su formulario de entrada al país. En él declara que no había viajado durante los últimos 14 días previos a volar a Melbourne, cuando de nuevo las fotografías demuestran que estuvo el día de Navidad en Serbia y después en Marbella, donde ya se le vio entrenando con vistas al Open de Australia, aunque todavía no tenía la aprobación para acudir. Él reside en Mónaco. No decir la verdad en este formulario se considera una “falta grave” en Australia y podría acarrear sanción.

¿Es válida la exención de Djokovic?

Es la gran clave de todo este asunto y aquí hay opiniones contrarias. Tennis Australia y el gobierno del estado de Victoria (cuya capital es Melbourne) consideran que sí y fueron sus médicos quienes se la concedieron; pero el Gobierno federal opina que haber pasado el covid recientemente no anula tener que estar vacunado. En este error de comunicación es donde radica el principal problema y a lo que se acoge el tenista para decir que hizo “todo lo que le pidieron”.

El factor político

Desde la familia Djokovic consideran que la decisión de que su hijo no entre en Australia viene de las altas esferas. El tenista anunció sonriente el 5 de enero que viajaba a Melbourne para disputar el Grand Slam al tener una exención. No se había explicado nada de que había dado positivo el 16 de diciembre. Su presencia en el torneo sin vacunar se consideró un privilegio por ser el número uno. Hubo mucho polémica y a eso se ha unido que la Ómicron también está pegando duro en Australia, uno de los países más restrictivos con el coronavirus. Los casos aumentan y la llegada de un deportista tan mediático sin vacunar era una mala imagen para el Gobierno. Cuando se le quitó el visado, el primer ministro, Scott Morrison, sacó pecho diciendo que la ley es igual para todos. Era un tanto a favor, pero si Nole finalmente disputa el Open se le va a volver en contra.