MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
00:08
Actualizado
  • 1

Todo para Courtois

El reparto de minutos entre los dos porteros en la etapa de Lopetegui se ha acabado con el relevo en el banquillo. El belga es oficialmente titular, pero el club no quiere que Keylor salga en enero.

  • Thibaut Courtois calienta antes del partido del miércoles, su estreno de blanco en la Liga de Campeones
    Thibaut Courtois calienta antes del partido del miércoles, su estreno de blanco en la Liga de Campeones

Tiempo de lectura 4 min.

10 de noviembre de 2018. 00:55h

Comentada
José Manuel Martín Madrid. 10/11/2018

La alternancia en la portería entre Keylor y Courtois se ha terminado. Solari ha decidido que sea el belga el portero titular y que Navas siga trabajando igual de bien que siempre en busca de una oportunidad. Lopetegui había optado por una opción mixta y utilizaba esas dos «soluciones magníficas» que tenía para el puesto en el que jugó cuando era futbolista. Julen repartía los minutos entre sus dos guardametas: la Liga era cosa del ex del Chelsea mientras que la Copa, la Supercopa de España y la Champions las disfrutaba el costarricense. La llegada del relevo en el banquillo ha terminado con este panorama y la confirmación fue el partido ante el Viktoria Plzen del pasado miércoles. En la previa no quiso el nuevo técnico desvelar sus planes, pero sus palabras después del encuentro sí dejaban entrever que había tomado una decisión complicada para él y lo había hablado con ambos implicados, especialmente con el que le va a tocar llevar por ahora el cartel de suplente.

«Es una decisión que he tomado y lo primero que quiero decir es que Keylor es un señor y tiene toda mi admiración como futbolista y mi respeto como hombre», lanzó Solari nada más dejar en el banquillo al dorsal «1» por primera vez en lo que va de Liga de Campeones. Sus palabras también venían a confirmar que a partir de ahora, tanto la Champions como el torneo local, van a ser para Courtois. «Es un jugador muy querido en el vestuario y es muy importante en cualquiera de sus funciones, cuando juega y cuando no lo hace. Y eso es básico en un equipo», añadía el técnico argentino elogiando la profesionalidad del guardameta titular del Real Madrid las tres últimas temporadas.

El fichaje del belga era una apuesta clara del club por elevar la competencia y, por tanto, el nivel de una portería que había sido sin discusión del guardameta «tico» en los últimos cursos. Casilla no era una alternativa real, como sí lo es Courtois, elegido mejor portero del Mundial de Rusia y considerado por todos entre los tres o cuatro mejores del planeta. Él llegó con ilusión y mucho respeto por Navas, con el que tiene una buena relación. Ambos decidieron competir limpiamente por el puesto, como habían hecho en otros lados. «Cuando fiché por el Chelsea estaba Cech y se decían las mismas cosas», recordaba Courtois cuando le preguntaban por esta circunstancia.

Hasta ahora se habían repartido casi a partes iguales los minutos. 660 acumula Keylor y 900 cuenta su compañero belga, que ha disputado nueve partidos de Liga y el último de Liga de Campeones. Keylor lleva 7 de Liga, 3 de Champions, uno de Copa y otro de la Supercopa de España. 15 paradas ha hecho el costarricense y 26 Thibaut, mientras que en noches con la portería a cero gana Courtois (3-4). Lopetegui estaba dispuesto a seguir con esta alternancia, pero su despido ha permitido este cambio. Keylor, la misma noche de su suplencia en Pilsen, puso en las redes sociales una cita religiosa relacionada con su nueva situación. Su fe y su trabajo le han llevado hasta donde está, y eso va a hacer, seguir trabajando para recuperar su lugar.

A comienzo de curso se le preguntó si la llegada de otro portero le haría pedir una salida y su respuesta fue tajante. Quería seguir y luchar, una opinión que no parece probable que cambie dentro de unas semanas cuando se abra el mercado invernal. El club quería contar con dos porteros del máximo nivel y no tiene previsto perder a ninguno de ellos a mitad de temporada. La dirección deportiva lo veía desde hace tiempo como un refuerzo necesario, por mucho que la hoja de servicios de Navas resulte intachable. No es nada contra él, sino en favor de la mejoría de la plantilla.

Con Solari, los tres partidos disputados se han ganado sin recibir gol, algo a lo que no estaban muy acostumbrados los guardametas blancos últimamente. Los palos les han ayudado en lugar de convertirse en enemigos de sus delanteros y Courtois, por ejemplo, fue decisivo ante el Valladolid con una gran parada abajo en uno de los contragolpes pucelanos. El marcador estaba 0-0 y él puso, con esa mano, la primera piedra de la victoria, como Keylor en la final de Cardiff ante la Juventus con su gran acción ante un tiro de Pjanic.

La apuesta del cuerpo técnico actual es por Courtois, pero le piden a Navas que se siga sintiendo importante. Puede que sus minutos no se limiten a la Copa si hay algún imprevisto y quieren que esté preparado. Él siempre lo está. Queda por ver la situación de Casilla, que estuvo cerca de salir en verano.

Últimas noticias