Economía

Un tercio de los españoles no sabe qué coche comprar por el desconcierto regulatorio

Un 33% ha decidido aplazar la compra hasta tener más claro cómo le afectarán las medidas medioambientales, según un estudio de movilidad

Dicen que comprar un coche es la segunda decisión de gasto más importante en la vida, tras la compra de una vivienda. Por eso, no es de extrañar que, ante la incertidumbre regulatoria actual que hay en España, un tercio de sus habitantes hayan decidido aplazar su decisión de comprar hasta tener más claro el panorama. Así lo pone de manifiesto el estudio "Españoles ante la nueva movilidad", realizado por Pons Seguridad Vial.

Publicidad

El informe asegura que un 33% de los potenciales compradores ha decidido aplazar la compra hasta tener más claro cómo van a quedar las medidas medioambientales. El PSOE y Podemos, que han llegado a un preacuerdo para formar Gobierno, son claros partidarios de la descarbonización del sector y de apostar por el coche eléctrico. Los socialistas, en su programa electoral, apostaban por eliminar las emisiones de CO2 en los nuevos vehículos a partir de 2040. En septiembre, llegaron incluso a proponer la eliminación de los motores de combustión a partir de esa fecha, aunque luego dieron marcha atrás en una medida que no hubiera recibido luz verde de la Comisión Europea, dado que Bruselas se ha pronunciado recientemente advirtiendo de que se trata de una política que no pueden adoptar los estados por separado.

Los socialistas también son partidarios de aprobar una Ley de Movilidad Sostenible que obligará a delimitar zonas de bajas emisiones en todos los municipios de más de 50.000 habitantes, al estilo de Madrid 360, si bien no fija una fecha para su entrada en vigor.

Coches híbridos y eléctricos

Tanto el objetivo de descarbonización como las zonas bajas en emisiones son, de momento, meras promesas electorales que todavía deben llevarse a cabo y que provocan incertidumbre entre los potenciales compradores. Aunque también les dan una clara idea de por donde van los planes de futuro, con los que la mayoría de interesados en comprar coche parecen alineados. Según el mismo trabajo, el coche híbrido es la opción preferida de motorización (25%), seguida de la gasolina (20%) y del denostado diésel (17%).

Aunque siempre se habla del coche eléctrico como el preferido para completar la transición ecológica, sólo un 10% de los encuestados en el trabajo lo consideran el ideal. La penetración de este tipo de vehículos en España está siendo mucho más lenta de lo que cabría esperar. Según el último barómetro trimestral sobre electrificación del sector elaborado por la patronal de fabricantes (Anfac), el índice de penetración del vehículo electrificado avanzó 0,8 puntos entre julio y septiembre, hasta 16,1 puntos sobre 100. Esta puntuación sitúa a España a la cola de Europa, sólo por delante de de Italia. Mario Armero, vicepresidente de Anfac, calculó ayer que para alcanzar el objetivo de emisiones fijado por la UE para el año que viene, España tendría que doblar la venta de vehículos eléctricos.

Publicidad