España, en cuarentena por el pacto PSOE-Podemos

La aseguradora francesa AXA advierte de que el mercado “supervisará a España de cerca los próximos meses”

La entrada de Podemos en el Gobierno de España preocupa a los inversores extranjeros. En la imagen, su líder, Pablo Iglesias
La entrada de Podemos en el Gobierno de España preocupa a los inversores extranjeros. En la imagen, su líder, Pablo Iglesias

El grupo asegurador francés AXA considera que los mercados han puesto la lupa en España ante los movimientos políticos entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para tratar de configurar un Gobierno. "El mercado supervisará a España más de cerca en los próximos meses", advierte Gilles Moëc, economista jefe de la división de inversiones de la firma gala. Aunque el experto considera que no parece que la posible coalición de izquierdas "se vuelva loca" en materia económica y que se ajuste a los déficits previstos, "está claro que es probable que aumenten los impuestos". Según Moëc, "el déficit parece manejable, ya que ha caído por debajo del umbral del 3% durante dos años seguidos", algo que califica como "una gran hazaña ya que en 2015 todavía estaba en el 5,6% del PIB".

AXA compara la situación española con la de Portugal, donde gobierna una coalición de izquierdas, si bien el caso español es distinto. "La aceleración del crecimiento ha sido la que más ha contribuido en España a la mejora del balance fiscal, mucho más que en Portugal".

Tanto Portugal como España han experimentado un crecimiento superior al promedio de la eurozona, algo que según el experto de la aseguradora podría revertirse. "No es obvio que estos dos países puedan contar con seguir superando al resto de Europa" ya que "la mejora de la productividad se ha desacelerado y la moderación salarial se ha suavizado". Si la competitividad no se ha deteriorado en España y Portugal es, según AXA, porque "los costes laborales unitarios han empezado a acelerarse en el resto de la eurozona, especialmente en Alemania". Para Moëc, lo que todo esto significa es que “el desempeño exportador de España y Portugal volverá a converger al ritmo de la actual desaceleración de la demanda externa, sin la mejora en la cuota de mercado que ambos experimentaron en su pasada devaluación interna”. Ante esta situación y centrándose en España, Moëc remarca que “a pesar del fuerte crecimiento económico observado en los últimos años, no puede exagerarse el margen macroeconómico de maniobra del que dispondrá el Gobierno que finalmente emerja como resultado de las elecciones en España”.

Por último, el experto de AXA IM añade que, “tanto PSOE como Podemos pueden ser conscientes de sus límites fiscales, pero puede haber presión de sus bases" para disparar el gasto social. Y es que, tal y como señala Moëc, “el gasto público en España es relativamente bajo para los estándares europeos ya que, por ejemplo, a pesar de que la tasa de desempleo es significativamente más alta, la protección social sigue siendo una proporción menor como porcentaje del PIB y ahí podría surgir un "tema de convergencia”.