Las fábricas españolas de coches, a la cabeza en movilidad sostenible

Los directivos de los grupos VW, Renault y PSA confirmaron en el COP25 sus objetivos de reducción de emisiones. De Meo, De los Mozos y Mandon expusieron sus planes de electrificación

La celebración en Madrid del COP25 ha servido para que los tres grupos automovilísticos más importantes en España, tanto por sus ventas como por su implantación industrial –PSA, Renault y Volkswagen– hayan expuestos sus planes de electrificación y de reducción de emisiones. Sus máximos responsables en nuestro país –Luca de Meo por el grupo VW, De los Mozos por Renault y Mandon por PSA– fijaron objetivos y estrategias industriales que colocan a España entre los países a la cabeza de la movilidad del futuro. En una mesa redonda celebrada en la sede de la COP25 y presidida por la Ministra de Industria, Reyes Maroto, participaron tanto el presidente de Seat, Luca de Meo, como el director general adjunto del Grupo Renault, José Vicente de los Mozos. Este último señaló que hay un cambio de tendencia en el sector, pues los clientes antes compraban coches y ahora lo que quieren es movilidad. «Nuestro desafío es adoptar un nuevo modelo de negocio que ofrezca a nuestros clientes kilómetros y servicios además de vender vehículos». La marca francesa ya tiene 220.000 vehículos eléctricos en las carreteras, 10 años de experiencia y más de 7.000 vehículos eléctricos en «carsharing» en más de 20 grandes ciudades.

Electromovilidad

Para el director general de Renault, para acelerar la implantación de la electromovilidad «hace falta un apoyo firme de las administraciones que nos permita contar con las infraestructuras necesarias, así como la confianza de los clientes». Otra de las claves del éxito es ofrecer electromovilidad a un precio asequible y saber adaptarse a las necesidades de los clientes. «La clave está en tener el coche adecuado, en el lugar correcto y en el momento justo», señaló De los Mozos. Por su parte, Luca de Meo, tras señalar que «abordar el cambio climático es una responsabilidad de todos, y nosotros como industria debemos esforzarnos para alcanzar el objetivo de cero emisiones», ratificó que el grupo Volkswagen va a invertir alrededor de 60.000 millones de euros en una ofensiva eléctrica cuyo objetivo es llegar a ser neutro en emisiones de CO2 en 2050. A nivel mundial, las fábricas del Grupo Volkswagen han reducido su huella medioambiental en una media del 37% entre 2010 y 2018, a partir de cinco indicadores: consumo de energía y agua, emisión de disolventes, emisiones de CO2 y generación de residuos no recuperables.

En España, la planta Seat de Martorell ha reducido desde 2010 sus emisiones de CO2 más de un 63% y su objetivo es mejorar sus indicadores medioambientales un 30% hasta 2025. En 2018, Seat invirtió 16 millones de euros en iniciativas medioambientales vinculadas al área de Producción y, además, cuenta con una de las mayores plantas solares de la industria de la automoción europea. Por otro lado, también ha apostado por el gas natural (GNC) como combustible alternativo, una tecnología que permite reducir en un 75% las emisiones de óxido de nitrógeno y en un 25% las emisiones de CO2. Además, Volkswagen Navarra es la fábrica del grupo que menos agua consume en la producción de cada vehículo. Al margen de la inversión de unos 60.000 millones de euros en movilidad eléctrica, De Meo anunció que el grupo lanzará 75 vehículos eléctricos puros y 60 modelos híbridos en todo el mundo hasta 2029. Por lo que respecta al mercado español, se lanzarán 20 modelos eléctricos en los próximos dos años. Hay que señalar que el grupo ha colaborado estrechamente con la COP25. El vehículo eléctrico Audi e-Tron es el Coche Oficial de la Cumbre y la marca ha puesto a disposición de la organización 50 unidades de este vehículo, que cuenta con una autonomía eléctrica de 417 kilómetros. Por otra parte, la sociedad Respiro, que es el servicio de «carsharing» de Seat que opera en Madrid, ha puesto a disposición de la organización su flota de 265 vehículos propulsados por GNC.

El sector reclama ayudas

Paralelamente a la cumbre, pero coincidiendo con sus objetivos, PSA, que agrupa a las marcas Peugeot, Citroën, DS y Opel, presentó sus planes de electrificación en sus distintas áreas bajo la supervisión de su máximo responsable en España y Portugal, Christophe Mandon, cuyo objetivo se centró en que las innovaciones tecnológicas y las motorizaciones con menor impacto ambiental sean accesibles para el mayor número posible de automovilistas. Para ello, solicitó ayudas a la Administración a fin de intentar abaratar los costes de los coches eléctricos y, de esta forma, acelerar la reducción de emisiones en las ciudades. El grupo PSA tiene en España una estructura industrial y comercial líder, como lo acredita que prácticamente uno de cada tres vehículos que se han producido en nuestro país en los diez primeros meses de este año han salido de una de las tres fábricas que posee, situadas en Zaragoza, Vigo y Madrid. En total, 770.034 turismos y vehículos comerciales, un 87,2% de ellos destinados a la exportación. Este año viene marcado por el inicio de la producción del Opel Corsa-e, en Zaragoza, seguido por las primeras unidades del Peugeot e-2008 en Vigo y por la llegada de un nuevo modelo, aún por desvelar, a Villaverde el año próximo.

Vehículos eléctricos

Mandon recalcó que gracias a las importantes inversiones realizadas en España, PSA es el único constructor que ha confirmado la producción de turismos 100% eléctricos en sus tres plantas españolas en 2020: el Opel Corsa-e en Zaragoza, el Peugeot e-2008 en Vigo y, en Madrid, un modelo que se desvelará próximamente. Y continuará produciendo comerciales 100% eléctricos. Además, en 2021, Vigo iniciará la fabricación de la nueva generación de las versiones eléctricas de los vehículos comerciales o polivalentes Peugeot Partner, Citroën Berlingo y Opel Combo, basados en una adaptación de la plataforma EMP2. A medio plazo se harán en España nueve versiones eléctricas de los diversos modelos de Peugeot, Citroën, Opel y Vauxhall que se fabrican y comercializan en nuestro país. «Hoy, hasta nueve modelos 100% eléctricos e híbridos enchufables, se pueden adquirir ya en la red comercial de las marcas del Grupo: Peugeot, Citroën, DS y Opel, con un amplio catálogo de servicios que responden a todas las preocupaciones que se le plantean al cliente a la hora de comprar un vehículo electrificado», afirmó Christophe Mandon, director general de Comercio de Groupe PSA en España y Portugal.