La crisis de Nissan se agrava tras otra dimisión en su cúpula

La salida de Jun Seki podría deberse a sus diferencias con el nuevo CEO de la compañía, Makoto Uchida

FILE PHOTO: Nissan Motor's chief executive Makoto Uchida shakes hands with Nissan Motor's executive officer vice-COO Jun Seki during a news conference in Yokohama
El antiguo tercer máximo responsable de la nipona NissanKim Kyung HoonReuters

La empresa nipona anuncia otra baja antes de finalizar 2019. Esta vez ha sido la del vicedirector operativo, Jun Seki, quien había asumido el cargo el pasado 1 de diciembre. Seki, el tercero de máxima responsabilidad dentro de la nueva directiva de Nissan, era el encargado de sacar adelante el proceso de restructuración de la empresa con sede en Yokohama, al sur de Tokio. La partida del directivo fue anunciada por Nissan en un comunicado, sin precisar la fecha exacta en la que abandonará el cargo, ni lo motivos de su salida, después de que varios medios nipones adelantaran la noticia en la víspera.

En este sentido, los medios del país asiático señala que la salida de Seki podría deberse a sus diferencias con Makoto Uchida, el nuevo consejero delegado de Nissan Motor, a la hora de gestionar la alianza con Renault, cuyo actual reparto de poder está en entredicho desde la caída de Ghosn. Seki, quien ha desarrollado gran parte de su carrera profesional en Nissan, habría recibido además, una oferta para sumarse a la directiva del fabricante nipón de motores eléctricos Nidec. Actualmente, la compañía “mantiene un rumbo sostenido para recuperar la confianza, restaurar su rendimiento y trabajar en la transformación de sus negocios y ya está obteniendo progresos”, según señaló en el comunicado la misma empresa nipona. Nissan cuenta con una nueva directiva y estructura de gobernanza desde la destitución del anterior máximo responsable del fabricante y de la alianza Nissan-Renault-Mitsubishi, Carlos Ghosn, debido a sus supuestas irregularidades relacionadas con la declaración de sus emolumentos. Ghosn, que se encuentra en libertad bajo fianza, está acusado en Japón de delitos fiscales y de abuso de confianza agravado por desviar supuestamente fondos de Nissan y de no declarar la totalidad de sus remuneraciones, informa Efe.

Recientemente, Makoto Uchida, que fue nombrado consejero delegado de la marca a principios de diciembre, declaró que los problemas relacionados con las inspecciones fiscales en Japón y la “mala conducta”ejecutiva han supuesto “serios agravios” para la empresa de gestión operativa nipona y dejaron un gobierno corporativo “débil”. Uchida también subrayó que la alianza que Nissan mantiene junto con Renault y Mitsubishi resulta “esencial” para que la firma recupere su rendimiento y se asegure un crecimiento constante en el futuro. Por su parte, Hiroto Saikawa, quien ocupaba la posición de consejero delgado antes de la llegada de Uchida, se vio obligado a dimitir después de que se conociera que habría recibido remuneraciones más elevadas de lo que le correspondía. De su lado, el presidente del grupo Renault, Jean-Dominique Senard, afirmó que la compañía esta cerca de nombrar a su nuevo consejero delegado. En la actualidad, Clotilde Delbos ocupa el cargo de consejera delegada de la marca francesa de forma interina.