Finlandia dará educación financiera a sus ciudadanos para frenar su endeudamiento

La morosidad registra cifras de récord, cerca de 390.000 finlandeses no pueden hacer frente a sus pagos.

Una aurora boreal en el cielo de Rovaniemi.ALEXANDER KUZNETSOVReuters

Finlandia pretende terminar con el creciente endeudamiento de los hogares, provocado por los bajos tipos de interés y la digitalización de los servicios crediticios. Para ello, mejorará la educación financiera de sus ciudadanos.

Según el Banco de Finlandia, el endeudamiento de los hogares en relación a sus ingresos es más alto que nunca y alcanza ya una media del 127 %, una tendencia que supone una amenaza tanto para la prosperidad de los ciudadanos como para la economía nacional.El gasto en vivienda representa alrededor del 60 % de la deuda total de los finlandeses, sobre todo en forma de hipotecas y de préstamos a través de las comunidades de vecinos, una modalidad cada vez más popular. Los bajos tipos de interés han disparado la demanda de créditos hipotecarios. Además, la morosidad de los hogares registra unas cifras nunca vistas anteriormente, un 7% de la población está tan endeudado que no puede hacerse cargo de sus pagos.

La primera fase para lograr esta mejora será analizar el nivel de conocimientos económicos de sus ciudadanos y la información disponible actualmente sobre el tema. El siguiente paso será desarrollar un mecanismo que permita evaluar de forma continuada el comportamiento de los consumidores en los mercados financieros y establecer una estrategia a nivel nacional, que englobe a autoridades, entidades bancarias, expertos, Organizaciones No Gubernamentales (ONG), empresas privadas y sindicatos. “El endeudamiento tiene que ver con la forma en que se realizan los pagos en los países nórdicos, porque todo el proceso de pagar las compras se ha vuelto literalmente invisible”, apunta Hellström, directora de comunicación del Banco de Finlandia. “Lo que vemos es que, especialmente entre los jóvenes, pero también en otros sectores de la población, a veces sucede que se pierde un poco la cuenta de cuánto se gasta realmente, pagar es tan fácil que ya no se le presta tanta atención”, añadió.

A pesar de tener uno de los mejores y más envidiables sistemas educativos del mundo, las autoridades de Finlandia piensan que la población no recibe una educación financiera suficientemente buena como para que todos sus ciudadanos tomen decisiones económicamente sostenibles.