¿Cómo comprar una vivienda en una cooperativa?

LACOOOP aporta nueve claves para beneficiarse de todas las garantías de este tipo de compra sobre plano

Cada vez más personas optan en nuestro país por comprar una vivienda en régimen de cooperativa. Frente a la compra llave en mano, este tipo de compra sobre plano goza de múltiples ventajas como el ahorro sobre el precio total, ajustar la planificación de pago, beneficiarse de un régimen fiscal más favorable o participar desde el minuto cero en la toma de decisiones. Sin embargo, son muchas las dudas que pueden surgir antes de convertirse en cooperativista. “lamadredelascooperativas” (LACOOOP) -el portal especialista en cooperativas de viviendas- ofrece una serie de aspectos clave para conocer cómo funcionan y así comprar con todas las garantías:

1. Vivienda a precio de coste. La cooperativa de viviendas es un régimen de autopromoción que permite a sus socios obtener una vivienda a precio de coste.

2. Los socios son los auténticos protagonistas. Los compradores adquieren la condición de copromotores al no existir la figura del promotor inmobiliario, por lo que participan activamente en el diseño y desarrollo de la promoción.

3. Ahorro del 20%. El porcentaje medio de ahorro respecto a la compra de otro tipo de vivienda es en torno al 20% al eliminarse la comisión del promotor.

4. Método de ahorro. Una vez iniciada la comercialización de la promoción, los socios cooperativistas entregan a la gestora cooperativa unas cantidades que oscilan entre un 20-25% del precio total para la construcción, lo que se convierte en un método excelente para ahorrar mensualmente una cantidad destinada a pagar su futura vivienda.

5. A menor hipoteca, menores intereses. Gracias a las aportaciones de los socios, el montante económico necesario para asegurar la construcción en el plazo convenido es inferior, de ahí que al solicitarse un préstamo hipotecario de una cuantía menor, el pago de intereses también sea más bajo.

6. Evitar riesgos. El papel de la gestora de la cooperativa es vital para que el proyecto común llegue a buen término, por lo que es importante que cumpla con cuatro aspectos: experiencia demostrada, muchas viviendas entregadas, solvencia económica y comunicación fluida con los socios de la cooperativa.

7. Derechos y deberes. Los socios pueden ejercitar todos los derechos y deben cumplir todos los deberes recogidos en la Ley y en los Estatutos de la cooperativa. Los derechos son muchos, pero destacan el de participación, de voto, de información y de baja voluntaria. En cuanto a sus deberes, destaca el de cumplir los acuerdos adoptados, aceptar los cargos para los que hayan sido elegidos y cumplir con las aportaciones económicas.

8. Aportaciones garantizadas. La ley obliga a las gestoras de las cooperativas a garantizar las cantidades entregadas por los socios a cuenta de sus viviendas. Y le da dos vías para hacerlo: a través de un seguro de caución o mediante avales solidarios.

9. Baja voluntaria. Por último, el socio podrá darse de baja voluntariamente en cualquier momento y tendrá derecho a recibir la devolución de todas las cantidades entregadas desde la concesión de la licencia de obra mayor.