DIA resucita con el coronavirus

Sus acciones se disparan un 128% desde el 10 de marzo. El grupo ha incrementado su cuota de mercado durante el estado de alarma gracias a la amplitud de su red de tiendas y el online

Sumida en la crisis empresarial, financiera y corporativa más profunda de su historia, como la propia compañía reconoció, DIA cerró un 2019 para olvidar, con unas pérdidas de 790 millones de euros y un buen puñado de grandes incógnitas sobre su futuro. Una vez despejada la duda corporativa con la toma de control definitiva del grupo por parte de Mijail Fridman y puesto en calma el flanco financiero con la ampliación de capital que ha permitido al magnate ruso hacerse con el 75% de su capital, la compañía encaraba 2020 con la ardua tarea de enderezar su rumbo comercial. El grupo, centrado en recuperar señas de identidad como sus atractivos precios, se ha encontrado por el camino con un viento de cola inesperado: la pandemia del coronavirus.

Las medidas de confinamiento impuestas por el Gobierno tras decretar el estado de alarma han jugado en las últimas semanas a favor de DIA. La compañía ha logrado ir arañando poco a poco cuota de mercado. Según los datos de la consultora Kantar, ha pasado del 6,1% que tenía antes de la pandemia al 6,8% en la semana del 16 al 22 de marzo, la primera completa de confinamiento. Sólo los supermercados regionales, que han incrementado su porción desde el 12,1% hasta el 15,1%, han tenido un avance mayor que el grupo de Fridman. La compañía se ha beneficiado para su avance de que capilaridad. DIA es la cadena de supermercados con más establecimientos en España, más de 4.300. Y en un contexto en el que la movilidad está muy restringida, la proximidad se ha convertido en una ventaja competitiva muy importante dentro del sector, según el análisis de Kantar. Grandes superficies como Carrefour (un punto menos) o Alcampo (dos décimas) han sufrido retrocesos precisamente por tener unos modelos de negocio donde todavía predominan tiendas grandes alejadas de los núcleos urbanos.

Comercio online

El avance del canal online durante estas semanas también ha contribuido algo a la mejora de los resultados de DIA, según explican desde Kantar. En la semana del 16 al 22 de marzo se produjo un trasvase de compras al canal online que ha provocado un incremento de las ventas a través de internet hasta alcanzar una cuota del 2%, un récord histórico para las compras del gran consumo online. Un avance que la consultora Nielsen cifra en el 46,2% con respecto al mismo periodo del año anterior. DIA contaba antes de la crisis del coronavirus con una alianza con Amazon y ya vendía sus productos a través de la plataforma Prime Now. Pero el confinamiento ha desbordado su operativa, por lo que la cadena ha tomado cartas en el asunto parar reforzar su servicio online y aprovechar la oportunidad que le presenta esta crisis para crecer. La semana pasada, el grupo anunció que ha convertido ocho tiendas, cinco en Madrid, una en Sevilla, una en Cádiz y una en Málaga para uso exclusivo de la preparación de los pedidos online. Además, se ha aliado con Glovo, con lo que podrá realizar entregas todos los días de la semana. Las tiendas reconvertidas se unen a las otras tres que la compañía tenía, una en Madrid y dos en Barcelona. Además, para poder responder a la elevada demanda de pedidos online, la compañía ha reforzado en 1.000 personas su plantilla.