Dos millones de autónomos no “sobrevivirán”a otro confinamiento

Casi 300.000 negocios cerrarán antes de final de año incluso sin confinamiento

Negocios cerrados tras el anuncio del Estado de Alarma en Madrid
Carteles colocados en distintos negocios del centro de Madrid que indican el cierre temporal hasta nuevo aviso un día después del anuncio del Estado de AlarmaJesús Hellín Europa Press

“Incertidumbre”. Esta es la palabra que mejor define el sentimiento de los 3,2 millones de autónomos que hay en España y que están viviendo en la mayoría de los casos algunos de los meses más duros de su existencia. La parálisis de la actividad económica a causa del coronavirus ha llevado al cierre a muchos y a una situación límite a otros. Ahora, con la reactivación parcial de la actividad, empiezan a levantar la cabeza, pero el surgimiento de rebrotes y la posibilidad de una segunda oleada masiva de contagios como la de primavera les hace temer un segundo confinamiento, que sería “mortal” para sus negocios. Según el último barómetro de ATA (la asociación mayoritaria que representa a los trabajadores por cuenta propia), siete de cada diez aseguran que su actividad no aguantaría un segundo confinamiento. Esto supondría la posible desaparición o merma de algo más de dos millones de negocios. En concreto, significaría el cierre definitivo de su negocio para el 17%, es posible que significara el cierre definitivo para el 38% y un 16% al menos tendría que reducir el tamaño de su empresa para poder continuar.

Un 11% no ingresa nada

Respecto a la situación actual de su negocio, ocho de cada 10 autónomos aseguran que la facturación de su negocio se ha visto reducida respecto a la del año anterior. Uno de cada diez asegura que se ha mantenido y un 4,5% considera que incluso ha aumentado. Mucho más complicada está siendo la situación para los que aseguran que su facturación se ha visto reducida. Especialmente para un 11% de los autónomos que no está ingresando nada. El 60% han visto reducida su facturación, comparado con el año pasado, en un 60% o más. Además, uno de cada tres autónomos asegura que sufre morosidad (el 33,7%).

Para paliar esta situación, muchos han acudido a solicitar fondos que les ayuden a aguantar en estos malos momentos. El 24% de los autónomos han solicitado financiación a su entidad bancaria y ésta lo ha concedido sin problemas. En el lado contrario se encuentran los que la han solicitado pero se la han denegado (un 17%) o un tercio de los autónomos que aseguran que no la han necesitado. Sumando aquellos que lo han recibido sin problemas y los que lo han recibido pero por una cantidad inferior a la que la solicitaban podemos que decir que uno de cada 3 autónomos han obtenido ya financiación (30%) y que casi el 19% está pendiente de respuesta.

La mitad ha hecho un ERTE del 100%

El 53% se han visto forzados a realizar un ERTE por el 100% de su plantilla. En el lado contrario, uno de cada cinco autónomos han podido mantener a todos sus empleados en su actividad. Uno de cada cuatro ha tenido que hacer un ERTE al 50% de su plantilla, reducir jornadas laborales o despedir trabajadores. De los autónomos que han tenido que utilizar la figura del ERTE en alguna de sus modalidades (59%), casi la mitad aseguran que han recuperado a toda su plantilla (48%) y el 24% al menos a alguno de sus integrantes de la plantilla. El 2% lo hará en los próximos días. Un 13% aun no sabe si podrá económicamente dar de alta a alguno de sus trabajadores. Y un 13%, no ha reincorporado a ningún miembro de la plantilla.

Suspenso a Sánchez

Aunque en este cuarto Barómetro la nota que dan los autónomos al Gobierno ha subido más de un punto desde la primera impresión (2,6 sobre 10), sigue siendo un suspenso (3,8). Incluso sin un segundo confinamiento, uno de cada diez autónomos cree que va a tener que cerrar (9%). El 90% cree que seguirán con la actividad antes de que llegue Navidad, aunque el 47% no sabe si podrá seguir mucho más allá en el tiempo con ella. La previsión de poder mantener la plantilla en este 2020 es positiva para el 51% de los autónomos, que creen que se mantendrán el empleo de todas las personas que trabajan junto a él. Sin embargo, un 32% cree que tendrá que disminuir su plantilla y un 1,5% que tendrá que ampliarla. Un amplio 17% alude a esa incertidumbre y no sabe qué va a suceder con sus trabajadores en este año.