Qué es y cómo se calcula el IPC

Se toma como indicador de referencia para revalorizar las pensiones, negociar la subida de salarios, actualizar las rentas o los impuestos directos

La crisis ocasionada por la Covid-19 ha paralizado y reducido la actividad de numerosos sectores y con ello el consumo. Esto ha provocado que el Índice de Precios de Consumo (IPC) encadene cinco meses consecutivos de números negativos (la caída de los precios genera deflación). Para conocer qué hay detrás de los datos, este artículo aclara qué es el IPC, cómo se calcula y para qué sirve.

¿Qué es el IPC?

El Índice de Precios de Consumo (IPC) es una estadística que mide la evolución del precios de los bienes y servicios que forman parte del consumo de los hogares españoles. El Instituto Nacional de Estadística (INE) se encarga de su medición y en la cesta de productos seleccionados para hacer el cálculo unos tienen más peso que otros.

¿Para qué sirve?

El Índice de Precios de Consumo, además, es un instrumento para calcular la inflación e influye en el análisis de la coyuntura. La evolución de estos precios “afecta muy directamente a los ciudadanos en sus ingresos, en sus gastos cotidianos, en sus ahorros y en sus expectativas de futuro, y a los Gobiernos en sus previsiones, así como en su actuación reguladora”, explica Jordi Maluquer de Motes en el artículo del Banco de España “La inflación de España. Un índice de precios de consumo 1830-2012”.

Cuando hay inflación el precio de los productos asciende y el dinero pierde valor, porque con el mismo dinero puede adquirir menos bienes y servicios. En definitiva, pierde poder adquisitivo si su sueldo, pensión, prestación o ingresos en general no crecen en la misma medida que los bienes y servicios consumidos. Por ello, el IPC se toma como indicador de referencia para revalorizar las pensiones, negociar la subida de salarios, actualizar las rentas o los impuestos directos.

¿Qué productos entran en la cesta?

Resulta imposible controlar todos los cambios de precios de todos los productos disponibles en el mercado, por ello se elige un número concreto y tipos de productos que garanticen la representatividad de los cambios en la cesta de la compra. En concreto, el IPC se elabora con cerca de 220.000 precios de 479 artículos, de los cuales informan unos 29.000 establecimientos distribuidos en 177 municipios de todo el territorio nacional.

Además, la cesta de productos se revisa cada cinco años. Por ejemplo, en la última revisión (2016) entraron nuevos artículos como los servicios en línea de vídeo y música, los juegos de azar o el café monodosis en los productos de alimentación. Por su parte, algunos ejemplos de artículos que desaparecieron de la cesta son el brandy, la videocámara o el DVD grabable.

¿Todos tienen la misma importancia?

No. Los productos se dividen en 12 grupos con sus ponderaciones, es decir, el presupuesto que las familias españolas destinan a cada uno de estos grupos. Por ejemplo, para 2020 se calcula que las familias destinan el 19,49% de su presupuesto a alimentación y bebidas no alcohólicas. Esto hace que en el cálculo el pan tenga más peso que unas deportivas nuevas. Para conocer esta distribución se toma de referencia la Encuesta de Presupuestos familias, un estudio se entrevista a una muestra representativa de los hogares españoles para conocer cómo se distribuye su presupuesto y saber cuánto gastan en cada uno de los 12 grupos que componen la cesta de la compra. Este dato se actualiza anualmente.

¿Cómo se obtienen los datos?

La recogida de datos de los precios se realiza mediante visita personal a los establecimientos en las fechas que corresponda. Además, se recogen datos por teléfono, fax y correo electrónico. En determinados artículos tarifados se obtiene información de las publicaciones oficiales correspondientes.

¿Cómo se calcula el IPC?

La fórmula empleada para calcular los índices del IPC es la fórmula de Laspeyres encadenado. El precio actual de los productos se multiplica por la cantidad actual y se divide por los precios y cantidades de un año base, por ejemplo, el año anterior. El cálculo del IPC se actualiza mensualmente. A final de mes se publica el dato adelantado y al mes siguiente, entre los días 10 y 15, el dato definitivo.

¿Qué es el IPC armonizado?

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) es un dato que proporciona una medida común de la inflación que permite realizar comparaciones internacionales. Los criterios y la cesta de productos son iguales para todos los estados miembro de la UE, con el objetivo de comparar la evolución de los precios entre ellos.