1.900 millones para apoyar al sector agro en tiempos de la COVID

Bankia formalizó cerca de 7.300 operaciones con empresas agroalimentarias de toda España en los primeros siete meses del año. A ello sumó el desarrollo de nuevas herramientas digitales a su servicio

El sector primario es la raíz de todo crecimiento. Su papel es tan fundamental para el bienestar de nuestro país, y no ha podido parar su actividad ni un minuto durante el desarrollo de la pandemia derivada de la COVID-19. Por ello, los negocios agroalimentarios han sorteado con un balance relativamente positivo la crisis provocada por la expansión del coronavirus. Y así, registraron un descenso de la producción y del empleo muy inferior a lo que se espera para otros sectores, especialmente aquellos que dependen de la interacción social, como el turismo o la hostelería, según el informe «En clave Agro», elaborado por Bankia Estudios.

Sin embargo, las cifras que maneja la patronal FIAB apuntan que su producción descenderá en 2020 entre un 4% (en el escenario más optimista) y un 8% (si se produce una segunda oleada intensa del virus este otoño). Esto se traduciría en menores ingresos, hasta los 115.000-110.000 millones de euros, dependiendo del escenario. En el peor de los casos, significaría volver a niveles de 2016.

Entidades bancarias como Bankia llevan décadas apoyando a este pilar esencial de la sociedad española. Durante la crisis derivada por la pandemia del coronavirus, han proporcionado líneas de liquidez, cuentas de crédito o anticipos (entre otras operaciones) a agricultores, ganaderos, productores, cooperativas y empresas de suministro. En total, han financiado al sector con 1.900 millones de euros, repartidos durante los primeros siete meses del presente año.

La entidad bancaria formalizó 7.291 operaciones para pequeñas, medianas y grandes empresas del sector situadas por toda la geografía del país. Estas actuaciones se encuadran en el marco de su estrategia para potenciar esta actividad y prestar un servicio mejor y más adaptado a los agricultores y ganaderos.

«Nuestro objetivo es responder a las necesidades financieras de los agricultores y ganaderos de toda España», subrayó el director de Negocios Agrarios de Bankia, David Gómez. Y es que, para la entidad, el sector agropecuario resulta «estratégico». Gómez afirma que quieren «seguir estando ahí, y más en estos momentos tan complejos derivados de la pandemia provocada por el coronavirus».

En esa línea, Bankia anunció asimismo en las últimas semanas la puesta en marcha de una red de 380 oficinas especializadas en el negocio agro. En ellas continuarán prestando los servicios habituales, pero contarán a partir de ahora además con un equipo especializado en el negocio agroalimentario.

“Conecta con tu experto”

Además de la gestión especializada en oficina, Bankia ofrece a los profesionales del sector el resto de sus canales a distancia para que puedan llevar a cabo sus gestiones financieras sin necesidad de acudir físicamente a la oficina. Para ello cuenta con el servicio «Conecta con tu experto» y la posibilidad de realizar gestiones a través de los canales online, como la página web o la app móvil.

Por otro lado, Bankia ha lanzado recientemente una herramienta digital para facilitar el acceso de agricultores y ganaderos a las ayudas públicas dirigidas al sector agropecuario que estén vigentes en cada momento, ya sean europeas, nacionales, comunitarias o provinciales. Esta aplicación web compila las ayudas disponibles por ámbito de actuación (agricultura, comercio, energía, medio ambiente, etc.), tipo de financiación o sector de actividad y filtra los resultados para que se adecuen a los términos del usuario.

La herramienta es gratuita y forma parte de Bankia Agro Digital, un nuevo espacio en la web de la entidad enfocado en exclusiva a los profesionales del sector. En el mismo, además de la plataforma de búsqueda de ayudas, los usuarios podrán encontrar información de actualidad relacionada con el ámbito agroalimentario y guías específicas sobre digitalización, emprendimiento para jóvenes o fiscalidad.