Daniel Bayón: «En nuestro museo está recogido el pasado, presente y futuro de la robótica»

Entrevista al director general de Juguetrónica, la icónica tienda de gadgets y tecnología, que se renueva con un cambio de sede y más talleres de robots y drones

Nueva sede de Juguetrónica en el centro ABC Serrano de MadridJuguetrónica

Pepper, un simpático robot, es uno de los símbolos de Juguetrónica, una de las tiendas más icónicas en este campo en nuestro país. También es uno de los protagonistas en cada gala de los Premios de Tecnología e Innovación de LA RAZÓN, cuya cuarta edición se celebró en Madrid hace unos días.

¿Nos puede contar algo más de este pequeño robot y de lo que representa?

Pepper es uno de los humanoides pensados para atención al cliente más avanzados del mundo. En la presentación de la gala, como cualquier presentador, tenía muy entrenado su guión, pero es posible programarlo de muy diversas formas para conseguir que atienda de forma autónoma en muy distintos escenarios. En la división de robótica profesional, Robotrónica, nos dedicamos al desarrollo de software para robots y su incorporación en muy diversas tareas. También dentro de esta división hacemos desarrollos robóticos para aplicaciones específicas, como por ejemplo un robot de inspección de infraestructuras que estamos desarrollando en la actualidad.

¿Cómo fueron los orígenes de Juguetrónica? ¿De dónde sale la idea de montar una tienda dedicada a gadgets y juguetes electrónicos?

Juguetrónica nace como una pequeña tienda en Madrid con la intención de importar y poner a la venta en España todo lo último en tecnología para la diversión. En su inicio comienza vendiendo productos muy innovadores y sorprendentes de empresas que localizaba en ferias internacionales, pero el objetivo siempre fue llegar a desarrollar productos tecnológicos innovadores para la diversión. Con mucho esfuerzo y años de dedicación lo hemos conseguido y ahora ya comercializamos nuestros propios desarrollos.

La acogida de su propuesta de tienda ha sido un éxito. ¿Cuál cree que es el secreto?

Las tiendas de Juguetrónica siempre se han caracterizado no solo por lo sorprendente e innovador de nuestra gama de productos, sino también por lo atractiva que es para el público nuestra forma de venta, con promotores especializados que además de asesorar, hacen demostraciones espectaculares, e incluso dan talleres o hacen todo tipo de actividades. Esta forma de venta nos ha llevado con el tiempo a montar un espacio especialmente dedicado a actividades organizadas que hemos llamado Funlab. También damos cursos de robótica y drones y tenemos un Museo del Robot que ha tenido muchísimo éxito, con una de las colecciones de robótica más importantes. En el museo se puede hacer un recorrido por el pasado, presente y futuro de la robótica y con impresionantes demostraciones de los robots más avanzados del mundo, e incluso con la posibilidad de que el público interactúe y «juegue» con robots impresionantes.

¿Hacia dónde va Juguetrónica, cuál es su futuro?

Aparte de seguir apostando por la fórmula de venta tan innovadora de sus tiendas, Juguetrónica pretende consolidarse como fabricante de productos tecnológicos para la diversión para su comercialización a nivel mundial.

Ahora se mudan a una nueva tienda en el centro de Madrid, ¿qué novedades esperan en ella a los fans de la tecnología?

Acabamos de trasladar nuestra tienda principal de Alberto Aguilera al centro comercial ABC Serrano, junto con el Museo del Robot, y está teniendo una buenísima acogida por el público. El nuevo museo ha incorporado nuevos robots, y nuevos formatos de visita adaptados a la pandemia, pero incluso con las dificultades propias de los requisitos de seguridad, los cambios que hemos incorporado han mejorado mucho el formato de la visita. Adicionalmente a este traslado, estamos trabajando ya en una nueva tienda muy grande y espectacular en una de las mejores ubicaciones del centro comercial Xmadrid. Para este establecimiento tenemos planes muy especiales, para que los clientes puedan hacer todo tipo de actividades impresionantes de ocio tecnológico. El interior tendrá una decoración muy especial, que no puedo desvelar, pero digamos que permitirá que los clientes se sientan como dentro de una película de ciencia ficción.

Daniel Bayón, director general de JuguetrónicaJuguetrónica

¿Cuáles son los juguetes que más éxito de ventas tienen?

Los productos más vendidos son los de la gama TechnoGames que combina formas de juego similares a las que se pueden encontrar en juegos de mesa o videojuegos con productos robóticos y tecnológicos muy avanzados y sorprendentes. También vendemos muy bien robots, productos para aprendizaje de robótica y drones.

¿Qué novedades han introducido en su protocolo de atención al público en estos tiempos de pandemia?

Los nuevos productos robóticos que incorporaremos permiten combinar la máxima diversión con juegos diversos e incluso realidad aumentada, al tiempo que permiten aprender robótica y nuevas tecnologías. Está claro que en los tiempos que corren debemos dar mucha importancia a la venta online y a sistemas tecnológicos de pago que eviten colas en los establecimientos. Entre otros mecanismos el cliente podrá ver y experimentar en las tiendas con todas las medidas de seguridad necesarias, y recibir sus compras en su casa.

Comentaba antes que además de venta, Juguetrónica cuenta con museo y organiza campamentos de robótica... ¿Cómo son algunas de esas alternativas de ocio que ofrecen al público?

En el Museo del Robot hacemos diversos tipos de visitas, ya sean guiadas, o libres, para grupos específicos, e incluso organizamos eventos para empresas. Tenemos también dos zonas en el centro ABC en las que desarrollamos los mencionados Funlabs que permiten a los niños jugar de forma organizada a muy diversos juegos tecnológicos, y también ofrecemos talleres tanto de robótica como de drones. Adicionalmente a esto hacemos pases específicos para colegios, con talleres especiales. Estos pases se han desarrollado con la colaboración de Manos Unidas con la idea de transmitir a los niños los grandes valores a través de la robótica.