La UE acusa a Amazon de uso abusivo de las empresas que emplean su plataforma

Abre una segunda investigación para esclarecer si favorece sus ofertas minoristas y las de las compañías que usan sus servicios logísticos

Logo de Amazon en una de sus oficinas en IndiaAbhishek ChinnappaREUTERS

El Ejecutivo comunitario ha abierto esta mañana una investigación contra el gigante de comercio online Amazon por vulnerar las normas de libre competencia en el mercado único. Tras 16 meses de pesquisas, Bruselas ha enviado un pliego de cargos a la empresa estadounidense al sospechar que está utilizando para su propio beneficio la información confidencial de vendedores independientes que utilizan esta plataforma.

Tal y como señala la Comisión Europea, Amazon desempeña un doble papel. Por una parte, ofrece su plataforma a diferentes vendedores minoristas para que estos puedan colocar sus productos en el mercado online, pero por otra vende también sus propios productos que compiten con los primeros. Al utilizar estos datos confidenciales, Amazon estaría incurriendo en un abuso de su posición de dominio en el mercado. Esto supondría un menoscabo para las empresas que compiten con el gigante del comercio online y también para los propios consumidores ya que su libertad de elección se ve reducida.

“Tenemos que garantizar que las plataformas que desempeñan un doble papel y tienen poder en el mercado, como es el caso de Amazon, no distorsionan la competencia. Los datos sobre la actividad de los vendedores independientes no deberían utilizarse en beneficio de Amazon cuando actúa como competidor de estos vendedores”, ha asegurado esta mañana la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.

En la misma línea, Bruselas ha abierto una segunda investigación que intenta dilucidar si Amazon otorga un trato preferente a los productos a la hora de hacerlos accesibles a los consumidores, dependiendo de si las empresas minoristas utilizan la logística de Amazon para la entrega de los productos a los consumidores finales. El Ejecutivo comunitario sospecha que Amazon beneficia a estas empresas incluyendo los productos en la denominada “Buy Box” ( cesta de compra) y el programa de fidelidad Prime, lo que redunda en un aumento de las ventas. En caso de que se confirmen las sospechas del ejecutivo comunitario, la empresa estadounidense podría enfrentarse a una multa del 10% del volumen de facturación.