Actualidad

Los socios del Gobierno votarán en contra del complemento de maternidad de las pensiones

PNV y ERC se desmarcan del decreto que tiene que ser aprobada hoy en el Congreso

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá interviene durante la rueda de prensa posterior a un Consejo de Ministros
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá interviene durante la rueda de prensa posterior a un Consejo de MinistrosEUROPA PRESS/M.FERNÁNDEZ. POOL Europa Press

El Ejecutivo de Pedro Sánchez se enfrenta a un nuevo escollo en el Congreso de los Diputados. El Real Decreto-Ley 3/2021 de 2 de febrero que pretende eliminar la brecha de género en las pensiones pende de un hilo. La revalorización de estas por la maternidad se antoja difícil. ERC y el PNV se han desmarcado del decreto ley que rediseña el complemento de maternidad en las pensiones y se inclinan por el voto en contra ante el debate de convalidación en el Pleno del Congreso, previsto para este jueves.

El Gobierno ha estado apretando a Esquerra Republicana para asegurarse sus 13 votos apenas 24 horas antes del debate, recordándole la formación independentista el acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado de 2021 para traspasar la gestión del ingreso mínimo vital (IMV). Sin embargo, ERC, que critica la ausencia de contacto por parte del departamento que dirige José Luis Escrivá para analizar las vigentes rentas básicas autonómicas antes de su puesta en marcha, se inclina por el “no”.

El PNV se inclina por el rechazo de un decreto donde detectan problemas de índole competencial y también lamentan el rechazo en la transferencia de la gestión del IMV.

El rechazo de estos socios habituales dejaría el decreto ley en manos de lo que decidan el PP, Vox y Ciudadanos, que podrían tumbarlo en la votación. El PP ha sido de las fuerzas más beligerantes con los cambios a un complemento que aprobó la entonces ministra ‘popular’ Fátima Báñez, asegurando que el cambio supone un recorte para “un gran número de jubiladas” y atenta contra el principio de contributividad.

Sin embargo, fuentes ‘populares’ reconocieron ayer a Europa Press que la formación que dirige Pablo Casado aún no tenía su voto decidido, a expensas de las conversaciones iniciadas con el Ejecutivo, al que le ha planteado distintos cambios.

¿Por qué tanta controversia?

La medida homogeneiza todas las pensiones por igual y elimina los baremos de las pensiones. Antes de la entrada en vigor del Real Decreto había tres baremos: 10.000, 20.000 y 30.000 euros anuales de pensión. Si una mujer tiene dos hijos y se sitúa en el primer tramo, cobraba 500 euros como complemento; si lo hacía en el segundo, 1.000; y si lo hacía en el tercero, 1.500. Si, por el contrario, la familia era numerosa de 3 hijos, en los mismos tramos la mujer percibiría 1.000, 2.000 y 3.000 euros como complemento, respectivamente.

Este complemento lo que hace es perjudicar a las familias numerosas (en el primer tramo de 10.000 euros sólo se ven perjudicados quienes tengan 4 hijos), pero elimina los efectos que la renta total percibida tiene sobre la adjudicación del complemento. Así, independientemente del baremo en el que esté una mujer, siempre va a cobrar lo mismo en función del número de hijos que tenga; 1, 378; 2, 756; 3, 1.134; y 4, 1.512.

Por ejemplo, el caso más llamativo es el de una mujer que se sitúe en el último tramo y tenga 4 hijos. En este caso, la pensionista cobraría un total de 4.500 euros anuales a modo de complemento. Ahora, sin embargo, cobraría 1.512; se produce, por tanto, una reducción de casi 3.000 euros que, divididos entre las 14 pagas en las que se percibe el complemento, resultaría de un total de 215 euros menos al mes.

La prestación también se extiende a las jubilaciones anticipadas de carácter voluntario, reconocida a todas las modalidades de pensión (jubilación, incapacidad permanente y viuedad).