Actualidad

El peligro de aceptar un crédito preconcedido

En algunas ocasiones la tentación del dinero es mayor que la responsabilidad que conlleva

Edificio del banco de españa . Economia
Edificio del banco de españa . EconomiaRuben mondeloLa razon

El Banco de España hace un llamamiento al control del consumismo. La entidad alerta de la facilidad de los clientes de adquirir un préstamo preconcedido por su banco e insta a la calma. Piden valorar antes de la adquisición si es realmente necesario o no, pues las consecuencias pueden ser difícilmente asumibles en ciertos momentos.

Un préstamo preconcedido es una cesión de dinero por parte de una entidad a un cliente solvente. La empresa, que tiene datos sobre el consumidor, evalúa su solvencia económica y le ofrece una cantidad de dinero que oscilan entre los 300 y los 60.000 euros. La manera de “enganchar” a los usuarios es a través de la ausencia burocrática: no hay tanto papeleo y no es necesario esperar tiempo para obtenerlo.

Así, los bancos se comunican con sus clientes y les ofrecen cantidades de dinero siendo conscientes de su capacidad económica. Dinero que, por supuesto, habrán de devolver con un retorno de intereses. Sin embargo, el Banco de España ha establecido una especie de guía para alertar sobre estos productos y su posible peligro.

La primera es preguntarse si realmente necesita ese dinero. Los bancos prestan dinero con un interés y eso conlleva un beneficio para la entidad. Así, estos préstamos “no son gratis e implican una importante responsabilidad”, indican a través de su portal web.

La segunda es que se valore si se puede devolver ese préstamo sin problemas. Este último matiz es importante: hay circunstancias que el cliente conoce pero el banco no tiene por qué. Un préstamo a un familiar, cambios en la circunstancia laboral del domicilio, etc. El Banco de España alerta que, precisamente, las entidades también deben de ser responsables a la hora de dejar dinero y no sólo de adquirirlo.

En esta línea, un préstamo preconcedido no significa que esté automáticamente autorizado. Es función del banco comprobar si hay circunstancias que dificulten el retorno del dinero y ofrecer un crédito responsable a su cliente.

Finalmente, el Banco de España llama a la comparación. Una preconcedida no tiene por qué ser la mejor opción: en bancos competentes también puede haber ofertas interesantes con mejores condiciones. Por eso, el banco central español pide valorar bien todas las posibilidades antes de escoger.